Rodríguez Larreta y el gabinete aumentaron su patrimonio un 36,6% en 2017

Horacio Rodríguez Larreta incrementó en un año su patrimonio 11 puntos por encima de la inflación. El jefe de Gobierno porteño terminó 2017 con bienes por $ 22.761.026, 36,5% más que en su declaración de 2016, y le ganó de esa manera once puntos a la inflación del año pasado, que cerró en 24,8%.

Su equipo también muestra un incremento patrimonial similar, con subas del 36,6% promedio y casos particulares con alzas cercanas al 100% y otros, con disminuciones reales sobre el patrimonio, según pudo establecer El Cronista.

Rodríguez Larreeta declaró, junto con su mujer Bárbara Diez, terrenos en Villa La Angostura, Pilar, Benavídez; acciones en sociedades agropecuarias por más de $ 14 millones y en la empresa organizadora de eventos Cuatro Bombones S.A. El matrimonio, a su vez, declaró deudas por $ 2 millones y u$s 160.000.

Detrás de Larreta aparece su jefe de gabinete, Felipe Miguel, quien pegó un salto entre 2016 y 2017 del 65%, con un patrimonio que pasó de $ 7.637.204 a $ 12.645.473. Miguel adquirió en 2017 un terreno en Pilar que declaró por valor de $ 1.275.796, y recibió una donación de $ 3.420.000 por parte de familiares. Además, tiene un departamento con cochera en Recoleta, otro inmueble en Palermo, una camioneta Volkswagen Sharan modelo 2013 y un Vento 2014, y participación societaria en una sociedad agropecuaria y un estudio jurídico.

Sigue el vicejefe de Gobierno, Diego Santilli, con bienes por $ 9.137.995. Santilli declaró en 2016 $ 8.744.702, lo cual fija una suba de apenas 4,5%. Tiene un departamento sobre Figueroa Alcorta valuado en $ 7,8 millones y participación en SANFOR Investments, una sociedad presidida por su hermano Darío y dedicada a proyectos de inversión del rubro inmobiliario.

El ministro de Desarrollo Urbano, Franco Moccia, sigue en el listado con $ 7.767.872, declaró una casa en Punta del Este e inmuebles en Palermo, Núñez, Belgrano y el centro de la Ciudad, y a su vez tiene una cartera diversificada de inversiones títulos públicos, bonos y acciones en fondos de inversión administrados, en su mayoría, por Morgan Stanley.

Seguidamente, el ministro de Gobierno, Bruno Screnci, elevó su fortuna a los $ 6.349.687. Respecto de los $ 4.795.690 declarados en 2016, el funcionario pegó un salto del 32% e incorporó un Citröen Grand Picasso modelo 2017 y un departamento a tres cuadras del Congreso, que se suma a una propiedad en Pilar y departamentos en Barracas y Belgrano.

Los incrementos patrimoniales más significativos se corresponden con la declaración de la ministra de Educación, Soledad Acuña, cuya progresión fue del 99%; y después de Felipe Miguel, siguen los titulares de Salud, Ana María Bou Pérez, con una suba del 60%; y de Ambiente, Eduardo Macchiaveli, del 52%.

Acuña declaró en 2016 bienes por $ 2.528.499 y en 2017 por $ 5.036.870. Entre un año y otro, la ministra incorporó un terreno en Escobar y el ingreso por la venta de un inmueble. Entre los pasivos, declara una deuda hipotecaria por $ 1.192.000.

La ministra de Salud Bou Pérez, en tanto, pasó de $ 2.064.421 en 2016 a $ 3.311.426 en 2017. Renovó su vehículo y, además de su casa en Floresta, adquirió Letras del Tesoro por $ 187.500 y títulos en el laboratorio ELEA.

El ministro de Ambiente y Espacio Público, Eduardo Macchiavelli, pasó de $ 1.487.838 a $ 2.272.968. Entre un año y otro, el funcionario que tiene una casa en el barrio Los Potrillos de Pilar, engrosó su declaración luego de casarse con la empresaria Andrea Nazzar, quien posee un departamento en Miami, acciones en empresas locales y del exterior y otros bienes por $ 7,5 millones.

Quien no creció en su patrimonio, sino por el contrario “perdió”, fue el ministro de Justicia y Seguridad, Martín Ocampo, que pasó de $ 3.576.259 a $ 3.612.493 (1% de incremento). Sin embargo, el ex fiscal general de la Ciudad, con propiedades en Uruguay, Pinamar y el barrio porteño de Monte Castro, declaró que su esposa, Mónica Nancy Peralta, tenía en 2016 bienes por $ 2.404.250 y en 2017 por $ 4.941.661. El incremento del 105% puede explicarse por la tenencia de acciones en Siderar, Banco Galicia, Transener y Pampa Energía, además de títulos públicos de renta variable.