Los vecinos de Villa Crespo contra el estadio de La Nación en Atlanta

El proyecto inicial data de 2004 y prometía enriquecer Villa Crespo con un polideportivo, una escuela, un centro cultural y un espacio verde en los terrenos del Club Atlanta.

Es un predio de 50.736 metros cuadrados ubicado sobre la calle Humboldt, a metros de la avenida Corrientes y Juan B. Justo, que el Gobierno de la Ciudad le cedió al Club Atlanta. Debía ser utilizados para construir un polideportivo, una escuela, un centro cultural y una plaza. Hubo una empresa constructora, un derrumbe, un vaciamiento profusamente denunciados.

Casi 15 años después los vecinos de Villa Crespo -que se expresan en la página de FB Villa Crespo contra el Microestadio- se desayunaron con que el diario La Nación está construyendo en el predio de Atlanta un estadio con capacidad para 16.000 personas en el mismo lugar donde nunca se cumplieron las promesas.

El permiso para esta nueva obra lo dio la Legislatura es 2017, duplicando sospechosamente el plazo por el cual le entregó las tierras públicas a Atlanta, llevándolo a 40 años. Pero además,
una la ley de 2017 elevó la superficie destinada al microestadio a 28.715 metros cuadrados (11.357,50 metros cuadrados más que los del proyecto original), y elevó la capacidad a 5.000 a 16.000 personas. La misma ley dispuso que los dueños del proyecto queden eximidos del pago del impuesto inmobiliario y de la tasa de alumbrado, barrido y limpieza, mantenimiento y conservaciones de sumideros por 40 años.

Esa ley es el marco para construir la Arena de los Saguier, con una capacidad que triplica la inicial y va contra la tendencia mundial de llevar los estadios a zonas no urbanizadas. Los constructores esperan que el estadio albergue unos cien eventos al año. Se acabó la paz en el barrio de calles empedradas y casas bajas.

Las amenazas son conocidas: vibraciones que dañan las construcciones, caída en picada del valor de las propiedades, dificultad para entrar y salir cuando hay shows o eventos, alrededor de 7.000 autos por fin de semana.

«La tendencia del mundo es a sacar los estadios de las ciudades. (…) Estos proyectos son repudiados en todas partes, pero intentan hacerlo en nuestro barrio», dicen en el grupo de Facebook «Villa Crespo contra el microestadio«.

Con el antecedente de Balvanera -que terminó con la construcción de una plaza en la «Manzana 66»-, River y Ferro -donde los vecinos movilizados lograron cambiar un estadio por una plaza, los de Villa Crespo están decididos a dar su pelea, y ganarla.