Desesperada búsqueda de la mujer que desapareció en Pompeya después de activar el botón antipánico

Carla Soggiu se dirigía a su trabajo: la última comunicación fue el martes.
Había denunciado a su exesposo  por violencia de género y tenía una perimetral. Esta tarde, una movilización frente a la iglesia de Pmpeya, exigirá su aparición.

Desde fines del año pasado, Carla Soggiu, de 28 años, tenía un botón antipánico. Había denunciado a su ex marido y padre de sus dos hijos por agresiones y violación. El martes a la noche lo activó dos veces en lugares distintos y después desapareció.

El hombre tiene una restricción de acercamiento y también lo están buscando.

La última vez que la vieron estaba a pocas cuadras de su casa en Pompeya, y cerca de las seis de la tarde, llamó a su mamá. No volvió a contactarse con nadie ni respondió el teléfono.

Al ingresar sus datos se advirtió la denuncia que la mujer había presentado y la activación del dispositivo de seguridad. La primera vez fue a las 20.07. Se comunicaron con ella y Carla manifestó «que estaba desorientada». A las 21.14, sin embargo, volvió a pulsar el botón. En esa oportunidad dijo que estaba en un auto del cual no pudo aportar datos, circulando por «una calle de tierra con abundante barro». El último lugar geolocalizado por el dispositivo fue la casa de su ex marido, que fue allanada ayer miércoles.

«Carla tiene hidrocefalia», explicó la madre, y señaló que si recibió algún golpe en la cabeza puede ser que haya tenido algún efecto colateral. «Ella puede estar desorientada, como perdida».