Español: «El jefe de Gobierno debería explicar por qué se duplicó la indigencia en la ciudad más rica del país»

Por Jeremías Batagelj

La economista Paula Español, directora del Observatorio de Empleo, Producción y Comercio Exterior (ODEP) de la Universidad Metropolitana para la Educación y el Trabajo, aseguró en diálogo con Diario Z que «la aceleración de la inflación y el crecimiento del desempleo son algunas de las claves que explican este aumento exponencial de la indigencia».

«Hay que ver qué razones tiene el jefe de Gobierno (Horacio Rodríguez Larreta) para explicar que en su gestión, la ciudad más rica del país (con un PBI per cápita propio de ciudades europeas) no solo aumentó la tasa de pobreza sino que también se duplicó las personas en situación de indigencia», indicó Español.

La cifra oficial, elaborada por la Dirección de Estadísticas y Censos de la Ciudad, da cuenta que 198.000 porteños no alcanzan a cubrir la Canasta Básica Alimenticia y, por ende, se encuentran bajo la línea de indigencia. Los números también visualizan un aumento del 98 por ciento con respecto a los valores del 2015. «Si se pone en contexto, el salario de los trabajadores no registrados perdió frente a la inflación aún más que los trabajadores en blanco. Y esa informalidad vulnera las condiciones de las personas, ya que son precarizados, sin posibilidad de negociación y con aumentos de alimentos que superan la inflación», aseguró la directora de Radar Consultora.

¿Cuáles son las causas que explican esta suba de la indigencia y de las personas en situación de pobreza?

Es imposible indicar todas las causas. Pero si creo que hay dos elementos que pueden tranquilamente dar un pantallazo de la situación económica que vive en la Ciudad. La primera obviamente tiene que ver con la aceleración de la inflación: solo basta decir que en 2018 tuvimos una inflación record (47 por ciento, la más alta desde 1991) y que los salarios sufrieron una fuerte caída en relación con la inflación. Pero, como vemos en la Umet, en la clase trabajadora la crisis pega aún más fuerte, porque el índice de los alimentos siempre es un poco más alto que la inflación total. Y eso claramente genera un aumento de la indigencia. Por otro lado, la otra cara de la moneda es lo que sucede en el mercado de trabajo, con un marcado crecimiento del desempleo y de la precarización en el ámbito laboral.

¿Cómo se reflejan estos datos en el desarrollo propio de la Ciudad?

Hay algo que es muy fuerte que es la diferenciación entre norte-sur de la Ciudad. Recién decía lo del desempleo. En el desagregado del 2018, la cifra del desempleo va a llegar a los dos dígitos. Pero cuando pones la lupa en la diferenciación de los distritos, te das cuenta que en el norte la tasa de personas sin trabajo es del 6 por ciento. En el sur, del 13. Es decir, se duplica el desempleo. Y es el lugar donde los vecinos están más vulnerables, donde funciona peor el sistema de salud, de transporte y donde también crece la indigencia.

Consultada acerca de qué medidas debería tomar el gobierno porteño para modificar este panorama, Español es concreta: «Debe cambiar el rumbo económico», explicó. Y cuando se pidió más detalles, la docente de la Universidad de Buenos Aires se explayó con creces. «Para empezar, debería haber paritarias libres, para que de una buena vez el salario real alcance el incremento de los alimentos. También debe haber políticas públicas más fuertes en cuestión de servicios o de alimentos. Pero sobre todo un rumbo económico basado en la generación de empleo: que piense en cómo generar trabajo a corto, mediano y largo plazo y no continuar con un modelo que registra tres años de caída del Producto Bruto Interno (PBI), del PBI per cápita o con un aceleración de la inflación del 47 por ciento. Todo eso explica el aumento de la pobreza».