Tren Mitre: de la suspensión a Retiro a las quejas de los vecinos por la construcción del Viaducto

La línea Mitre, ramal Tigre, no gana para disgustos. Luego de reducir el servicio por tres meses –el ferrocarril sólo hará el circuito Núñez/Tigre– y afectar a casi 100.000 pasajeros, a las obras del nuevo viaducto se sumaron las quejas de varios vecinos de Belgrano, quienes consideran las nuevas vías tapan las ventanas de sus casas.

«El nuevo túnel pasa frente a las ventanas de los primeros tres pisos, que están a muy pocos metros de la obra, y donde antes veían las Barrancas de Belgrano ahora tienen un bloque de cemento«, dijo un encargado de un edificio ubicado en Juramento al 1600, cercano a la entrada del Barrio Chino.  El hombre, quien no quiso dar su nombre por temor a repesarías, comentó que «a los vecinos no sólo les arruina la vista: también les baja el valor de la propiedad». 

Los residentes aseguran que, por las obras, el ruido es casi insoportable. María, jubilada de 60 años, no sólo alza la voz por la contaminación auditiva que trajo la construcción del viaducto (que elevará el tren desde la avenida Congreso hasta la avenida Dorrego) sino que asegura que AUSA -la empresa constructora- informó de forma confusa la altura de la obra. «La información que aparece en Internet, incluso la que nos dan a los vecinos en el puesto que montó la empresa AUSA, no se corresponde con lo que están haciendo porque parecía que el viaducto iba a ir más arriba y ahora resulta que vamos a quedar encerrados en un cajón«, reflexionó.

Desde el 4 de febrero, y por al menos tres meses más, el tren que sale de Tigre tendrá un servicio reducido. Para llegar a Retiro, se podrán usar colectivos gratuitos que conectan con otras líneas del tren Mitre. Se pronostican demoras en el tránsito y en los servicios de transporte público.

«La razón de la suspensión se debe a la finalización de la obra del viaducto y al desmonte para incorporar de nuevas vías», dijo un funcionario de Trenes Argentinos a Diario Z. El provisorio cierre de las estaciones Lisandro de la Torre, Belgrano C y Retiro (sólo para esa línea) afectará a más de 150 mil pasajeros diarios.

A raíz de la suspensión del recorrido, el Ministerio de Transporte dispuso de dos servicios de colectivos gratuitos. El primero parte desde la estación Rivadavia hasta la estación de Juan B. Justo, del ramal Bartolomé Mitre, con una parada en el Centro de Trasbordo Saavedra, ubicado en Puente Saavedra. Así, las opciones para llegar a Retiro son dos: subirse al ferrocarril Belgrano Norte, en Saavedra, o bien, continuar la combinación con la línea Mitre, en la estación Juan B. Justo.

El segundo servicio, en cambio, es también desde la estación Rivadavia pero hasta la temporal terminal de Belgrano C, en la avenida Virrey Vertíz y La Pampa. Después, hay que seguir viaje con otros colectivos y subtes: se puede usar la línea 60 hasta Plaza Italia y de ahí, combinación con la línea 152 o bien, subir al subte D y luego, conexión con la línea C. Un verdadero paseo.

Pero este no será el único cambio que sufrirán los pasajeros: también desde hoy, las formaciones del ramal José León Suárez sumarán más minutos entre la salida de un tren y el otro: desde una frecuencia de 15 minutos, pasará a una regularidad de 20 minutos. Los pasajeros, por su parte, denunciaron demoras en el otro ramal del Tren Mitre: el circuito entre Bartolomé Mitre y Retiro. Además, las plataformas de llegada en Retiro también se verán modificadas. Las formaciones del ramal Suárez saldrán y entrarán por los andenes 3 y 4 (hoy lo hacen del 4 al 6), y las del ramal Mitre, por plataformas 1 y 2.