Por la crisis económica cerró la emblemática librería Clásica & Moderna

La cultura, en la Ciudad, no está exenta del ajuste económico. Una prueba más de ello fue el cierre, esta mañana, de Clásica & Moderna, la librería en el centro porteño con más de 80 años de historia. El desalojo de la Policía de la Ciudad se dio por «deudas en el alquiler del local». Diez familias se quedan sin trabajo.

«Es un momento muy difícil. Me hice cargo de la librería el año pasado, debido a la enfermedad de mi hermano, y en diciembre nos enteramos de esta deuda y buscamos diferentes maneras de llegar a una solución que, al día de hoy, no encontramos», explicó Fernando Monod, encargado de las finanzas de la histórica librería. «Ofrecimos propiedades para pagar la deuda, pero el desalojo ya estaba avanzado. Además, todo sucede en el mes de feria judicial, por lo que en ese sentido no pudimos hacer nada», agregó en una entrevista al portal Infobae.

La razón del cierre es concreta: la crisis socioeconómica. La caída de las ventas, agregado al aumento en los valores de los alquileres, hicieron que la librería acumule una deuda ahora imposible de pagar. A su vez, el año pasado, esta casa cultural porteña sufrió la muerte de Natu Poblet – nieta de Emilio Poblet- quien dedicó gran parte de su vida en la administración de Clásica & Moderna. El desalojo, que deja en la calle a 10 cabezas de familia, «tampoco escapa a la realidad de muchos locales y negocios de la ciudad», comentó Monod.

Alejandra Pizarnik, Jorge Luis Borges, Adolfo Bioy Casares, Arturo Jauretche, Juan José Hernández, Juan José Sebreli, Liliana Heker. Esos son algunos, pocos, nombres de la extensa lista de narradores y escritores que pasaron por la librería fundada por Francisco Poblet, en 1938. Instalada en la avenida Callao, al 800, esta librería -que además contaba con un café y una sala para conciertos- había sido declarada como Interés Cultural por la Legislatura porteña hace ya unos años.