Nueva reunión entre docentes y autoridades del Ministerio de Educación

Los docentes se verán cara a cara con la ministra de Educación Soledad Acuña por primera vez en el año. La cita había sido pautada para las 10 de la mañana pero fue postergada hasta las 18 horas por una decisión unilateral de la cartera que maneja Acuña. A diferencia del primer encuentro, en el que la ministra pegó el faltazo, en esta reunión se discutirá el salario de los maestros para el nuevo ciclo lectivo.

«Nos enteramos ayer a la noche que se postergaba la reunión», dijo, a Diario Z, un vocero del gremio docente Unión de los Trabajadores de la Educación (UTE). «La verdad es que no sabemos por qué decidieron eso», agregó. La decisión de posponer la reunión alteró los planes de la marcha que convocaron los gremios: la protesta también estaba pautada para las diez de la mañana, pero se pasó para cuando ocurra el encuentro vespertino en el Ministerio: «La comunidad educativa va a exhibir en la calle los múltiples reclamos que atraviesan a nuestras escuelas», expuso en un comunicado el gremio Ademys.

Una vez concluida la reunión se va a conocer el grado de diferencias entre las necesidades de los docentes y las propuestas del gobierno porteño. Sin embargo, los ánimos no son los mejores antes del encuentro. Un funcionario del área de Economía y Finanzas trascendió que, «debido al estado económico y financiero» del distrito, «la inflación que se tiene proyectada para este año es del 23 por ciento, y que ése va a ser el límite, la orientación salarial» dijo a la agencia oficial Télam.

Los docentes, en cambio, exigen otros valores: «Nosotros vamos a pedir un 15 por ciento de aumento para recuperar el salario de 2018 y otro 30 por ciento para 2019 con el objetivo de hacer frente a la inflación que se especula para este año», explicó al término del encuentro», indicó Jorge Adaro, titular de Ademys. «Lo que hicieron en el gobierno porteño fue ganar tiempo. Nosotros siempre decimos que es mejor discutir la paritaria con los chicos en vacaciones. Pero el gobierno porteño tiene una particularidad: no escucha», concluyó Eduardo López, Secretario General de UTE a Diario Z.

Según un informe del Observatorio de Políticas Públicas de la Universidad Nacional de Avellaneda (UNDAV) los salarios reales en educación y ciencia cayeron hasta un 17,5 por ciento en el acumulado del período 2016-2018 en relación con la inflación.