Protesta frente a la Casa de Tucumán: «No queremos niñas madres»

La Campaña Nacional por el Derecho al Aborto Legal Seguro y Gratuito, regional CABA, marchó a la Casa de la provincia de Tucumán para exigir que se realice la interrupción legal del embarazo (ILE) a una niña de 11 años víctima de abuso sexual, sin demoras ni dilaciones. «Forzar a una niña a continuar con un embarazo resultado de abuso sexual y someterla a prácticas médicas riesgosas como la cesárea, es tortura», explicaron en un comunicado.

La marea verde se concentró en Suipacha 140. Días atrás, una niña de once años quedó embaraza en aquella provincia norteña producto de la violación perpetrada por un hombre de 62 años. Hace 23 días que ella y su madre quieren interrumpir la gestación, pero el secretario de Salud Gustavo Vigliocco, puso en marcha un operativo antiderechos –en connivencia con una fiscal que intervino arbitrariamente– para impedir el aborto. «Quiero que me saquen esto que me puso adentro el viejo”, exigió la víctima, en una nota con el diario Página/12.

«Dos fiscalías, dos defensorías de menores, un juzgado de familia, el sistema de salud público de Tucumán, el Estado, y grupos de fundamentalistas anti derechos ejercen, hace 23 días, presión para someter a la niña a una internación aislada innecesaria con el fin de obstaculizar su acceso al derecho de interrumpir la gestación producto de una violación (…) Buscan imponer la maternidad, aún cuando la niña y su familia expresaron claramente la intención de interrumpir el embarazo» expresó, en un documento, la Campaña Nacional por el Derecho al Aborto.

Además de la marcha hasta la puerta de la Casa de Tucuman, la Campaña también pidió acompañar la protesta con un tuitazo.

“No queremos niñas madres, no queremos Chahlas y Viglioccos en nuestros hospitales, obstaculizando el acceso al ejercicio de nuestros derechos sexuales y reproductivos. Denunciamos la complicidad del Siprosa y el accionar nefasto del Poder Judicial”, reflexionó la Campaña, en referencia a la directora de la maternidad Rossana Chahla, al secretario de salud y al Sistema provincial de salud.