Ausente sin aviso: el gobierno porteño faltó a la mesa de trabajo convocada por la Justicia para solucionar el riesgo eléctrico en la villa 21-24

Esta mañana se realizó la primera reunión para solucionar el riesgo eléctrico que afrontan los vecinos de la Villa 21-24 del barrio porteño de Barracas. En la mesa de trabajo se sentaron organizaciones sociales, vecinos , representantes del Enre. Pero hubo una ausencia fundamental: los funcionarios del Gobierno de la Ciudad faltaron al encuentro pese a la orden judicial que los convocaba.

«Necesitamos enfrentar dos cosas, por un lado la elaboración de un plan integral que resuelva no sólo el tema del riesgo eléctrico, sino también de calidad del servicio. Un plan en el que se nos diga cuál es la demanda energética del barrio y qué necesitamos para resolverla”, aseguró Paz Ochoteco, quien hace 18 años trabaja en una ONG para resolver los problemas del barrio.

La Villa 21-24 se encuentra al sur de la ciudad y ocupa 65 hectáreas. Allí residen más de 50.000 habitantes.

Días atrás, la Sala I de la Cámara de Apelaciones en lo Contencioso Administrativo y Tributario ordenó la realización de una mesa de trabajo que requiere la presencia de vecinos, ONG y funcionarios del gobierno en una causa que lleva casi 9 años en la justicia, en la que que los vecinos piden una solución al grave problema de riesgo eléctrico que presenta el lugar. En 2012 una pericia judicial determinó que las condiciones del barrio no habían mejorado a pesar de la medida cautelar que obligaba al gobierno porteño a efectuar obras para disminuir el riesgo eléctrico. 

Con la ausencia de autoridades tanto del Instituto de la Vivienda de la Ciudad (IVC) y del Ministerio de Hábitat y Desarrollo Humano citadas por el tribunal, esta mañana se dio inicio a la tan requerida reunión. De la mesa participaron la Asociación Civil por la Igualdad y la Justicia (ACIJ), las nuevas autoridades de la Junta Vecinal de la Villa 21-24, el Asesor Tutelar Gustavo Moreno y representantes del Ente Nacional de Regulación de la Electricidad (ENRE), Edesur. También participaron miembros del colectivo por la reurbanización de la 21-24, de la Fundación TEMAS, y de La Poderosa, quienes aportaron sus testimonios como organizaciones que desde hace años realizan tareas sociales en el barrio.