Los clubes de barrio dicen que el tarifazo los pone al borde del cierre

En algunos casos la factura pasó de 25 mil a 75 mil pesos en la facturación de noviembre y diciembre, antes de aplicar la última suba del mes de febrero. Los clubes de barrio manifestaron que con los costos actuales van camino al cierre.
El Defensor del Pueblo, Alejandro Amor, y Marcelo Achile, titular del Área de Deportes y Juventud de la institución, se reunieron con los representantes de los Clubes de la Ciudad de Buenos Aires quienes presentaron una fuerte preocupación por el aumento de las tarifas de los servicios públicos esenciales.

Particularmente los clubes que tienen pileta de natación climatizada han sufrido un incremento en la tarifa de gas que no pueden cubrir con las cuotas que pueden pagar los socios. En casos la factura pasó de 25 mil a 75 mil pesos en la facturación de noviembre y diciembre, antes de aplicar la última suba del mes de febrero. Los clubes de barrio manifestaron que con los costos actuales van camino al cierre. Muchas de las piletas de esos clubes presta servicios a los alumnos de cuarto grado de las escuelas públicas de la Ciudad de Buenos Aires. 

El Defensor del Pueblo pedirá a la Secretaría de Energía (Iguacel), al Ente Regulador y a la Empresa Metrogras que se trabaje sobre una tarifa especial para estas entidades deportivas y se reglamente la Ley de Clubes, que está vigente desde el año 2014.

Participaron por la Unión de Clubes de Barrios de la CABA, la Federación Argentina de Clubes, el Observatorio Económico y Social de Clubes y la Confederación Argentina de Clubes: Cristian Font, Daniel Pacin, Pablo Salcito, Juan Ignacio Bruera y Mariano Espósito.