Desalojaron una estación de servicio en Palermo y hay incertidumbre sobre el futuro de los trabajadores

Esta mañana la Policía de la Ciudad desalojó la estación de combustible Shell, en el cruce de Honduras y Juan B. Justo, luego de una extensa disputa sobre el canon del comercio. Además se puso una faja de clausura en el boliche Block, situado en frente a la estación de servicio. Con esos terrenos, el Gobierno de la Ciudad desea hacer un negocio inmobiliario. Los que sufren todos estos cambios son los playeros: “Todavía no nos dijeron nada. Tenemos miedo de quedarnos sin trabajo”, explicaron.

Todavía están con el tema del desalojo y no nos dijeron nada. Estoy a punto de perder mi trabajo, espero que entiendan la posición en la cual estoy. Tengo una hija. Acá laburamos 35 personas, es difícil, es una angustia que nunca me tocó vivir. Mi cultura es el trabajo. Ojalá nos puedan reubicar, que nos den otro trabajo, de lo que sea”, dijo uno de los trabajadores de la estación de servicio al diario La Nación.

Tanto la franquicia de Shell como el boliche pertencían al empresario Luis Fazio. El comerciante había instalado la estación de servicio en pleno centro palermitano en 1999 y consiguió, según contó un vocero de la Agencia de Administración de Bienes del Estado (AABE) , un precio ínfimo en concepto de alquiler. “El contrato de alquiler de Fazio está vencido desde diciembre de 2014” y agregó que, en este último año, el canon que pagaba era de menos de 22 mil pesos mensuales.

El desalojo fue ordenado por el Juzgado Contencioso Administrativo Federal Nro. 2. “La estación de servicio está emplazada en un terreno del Estado Nacional. Hace varios años que estamos en litigio con una negativa permanente con el dueño de la estación de servicio, Luis Fazio. Recuperamos el inmueble para continuar el proceso de desarrollo urbano que se está generando dentro del predio”, explicó Juan Martín Barrailh Ortiz, gerente de playas ferroviarias de la Aabe. Lo que nunca especificó el fallo judicial es el futuro de los 35 trabajadores de la estación de servicio.

Ahora, una vez concretado el desalojo, el Gobierno de la Ciudad ya se puso en marcha para cumplir su deseo de hacer un negocio inmobiliario en el corazón de Palermo Holllywood. La nueva urbanización que se desarrollará en la zona, que llevará el nombre de “Palermo Green”, abarcará unas dos hectáreas entre las calles Godoy Cruz, Honduras, Soler y Juan B. Justo. El espacio se fue liberando a través de una serie de subastas organizadas por la Agencia de Administración de Bienes del Estado (Aabe). Se prevé que, una vez concluido, el nuevo desarrollo urbano cuente con un 65% de espacios públicos y 35% de emprendimientos privados.