Los bloques de Cambiemos y la UCR bloquearon en la Legislatura el debate por el precio del boleto del subte

Mejor no hablar de ciertas cosas. Esta mañana algunos legisladores porteños propusieron dar inicio a una sesión para que se discuta una alternativa al aumento del subte. La intención, sin embargo, fue rechazada a los pocos minutos: los bloques de Vamos Juntos y de Evolución bloquearon el pedido. «Entre 2012 y 2018 las tarifa se ajustaba cada 600 días. Desde agosto del año pasado, el subte  ha subido, en promedio, cada 45 días. Es decir, que pasamos a una tarifa que aumenta casi mensualmente», explicó la presidenta de la Auditoría General de la Ciudad, Cecilia Segura.

«Todo esto está vinculado con la dinámica de la inflación y vuelve imposible para los usuarios calcular el costo del transporte, que cada vez impacta más en los bolsillos», agregó Segura.

El proyecto rechazaba la intención de aumentar a 21 pesos el boleto de subte, tal como pretenden Metrovías y la entidad gubernamental Subterráneos de Buenos Aires. Además, rechazaba “la concesión y los subsidios millonarios a Metrovías S.A. y al Grupo Roggio” y los aumentos “mientras los trabajadores y el pueblo reciben salarios muy por debajo de la inflación”.  Laura Marrone, legisladora del FIT que lo impulsó, indicó en la sesión que “las tarifas en transporte aumentaron de manera sideral, los salarios estuvieron muy por detrás de la inflación de 2018 del 47%”. 

Pero el debate no llegó a ningún lado. El proyecto de ley fue rechazado por 38 legisladores de Vamos Juntos y Evolución. Obtuvo 21 votos afirmativos, de los bloques Bloque Peronista, Unidad Ciudadana, GEN, Partido Socialista, MC, Autotdeterminación y Libertad y FIT.

«El año pasado denunciamos en muchísimas oportunidades que costaba mucho poner en tema problemáticas que nos interesa a la oposición y ahora directamente lo convalidaron, venimos a sesiones que son sin discurso, es una contradicción en sí misma que un parlamento no pueda discutir» y se preguntó «¿para que sirven las sesiones si no hay debate?», expresó al portal Qué, la legisladora Myriam Bregman.

«Estamos pagando una tarifa por kilómetro similar a la de las principales ciudades del mundo. Con los nuevos aumentos, el subte de Buenos Aires es más caro que el de Tokio y Nueva York y apenas más barato que el de París y Madrid, sin embargo, el servicio es pésimo y en nada se parece al de esas ciudades», agregó Segura.