Conectan el Paseo del Bajo con la Autopista 25 de Mayo

El Paseo del Bajo quedó conectado con la autopista 25 de Mayo durante un acto que compartieron el presidente Mauricio Macri, el jefe de Gobierno porteño, Horacio Rodrìguez Larreta, y la gobernadora de Buenos Aires, María Eugenia Vidal.

Macri, Rodríguez Larreta y Vidal en la conexión del Paseo del bajo con la Autopista 25 de Mayo.

El Paseo conectará las autopistas Illia y Buenos Aires-La Plata a lo largo de siete kilómetros. Una vez concluida, autos y camiones ya no irán por las mismas arterias: el tránsito pesado correrá por el nuevo tramo de autopista, que combinará viaductos y trincheras semicubiertas, mientras el tránsito liviano lo hará en el nivel de la calle.

La traza comienza al sur de la Ciudad en el empalme con las Autopistas 25 de Mayo y Ricardo Balbín (Buenos Aires-La Plata), desde donde partirán ramas de vinculación. Estos viaductos irán descendiendo hasta alcanzar el terreno, aproximadamente a la altura de Carlos Calvo, donde la traza comenzará a enterrarse para transformarse en trinchera, destinada a la circulación del tránsito de vehículos pesados, manteniendo los carriles de vehículos livianos a nivel.

Autoridades porteñas -informó un comunicado del Gobierno de la CABA- destacaron que el Paseo del Bajo es «un proyecto urbanístico de 7,1 kilómetros que mejorará la fluidez del tránsito y la conexión entre el norte y el sur» de la ciudad de Buenos Aires, al «separar los camiones y colectivos de los vehículos particulares».

La obra creará «una nueva autopista para el tránsito pesado y conectará las autopistas Buenos Aires-La Plata y 25 de Mayo con la Illia, el puerto y la terminal de ómnibus de Retiro, beneficiando a 134.000 vecinos».

La obra cuenta con 8 carriles para vehículos livianos, cuatro en sentido norte y cuatro en sentido sur. Esto mejorará la fluidez del tránsito de autos, colectivos y camiones, reordenando y aumentando la seguridad vial en toda la zona. La misma será financiada con fondos propios de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires y de Nación; y en un porcentaje mayor, por un préstamo internacional del Banco de Desarrollo de América Latina CAF.