#Día Mundial del Síndrome de Down: una campaña de medias para concientizar la igualdad

En distintas ciudades del mundo, miles de personas usaron una media de cada color. Pero ese código de vestimenta no fue un problema de vestuario sino todo lo contrario: con motivo de concientizar sobre el Día Mundial del Síndrome de Down, las organizaciones sociales realizaron una campaña para retratar la igualdad con medias de distinto color. «Las llevo diferentes porque somos iguales», fue el lema de campaña.

El síndrome de Down es una combinación cromosómica natural que siempre ha formado parte de la condición humana, existe en todas las regiones del mundo y habitualmente tiene efectos variables en los estilos de aprendizaje, las características físicas o la salud. En diciembre de 2011,
la Asamblea General de Naciones Unidas designó el 21 de marzo Día Mundial del Síndrome de Down para generar una mayor conciencia pública sobre la cuestión y recordar la dignidad inherente, la valía y las valiosas contribuciones de las personas con discapacidad intelectual como promotores del bienestar y de la diversidad de sus comunidades.

Este año, el Día Mundial del Síndrome de Down se centró en el lema «No dejar nadie atrás»: todas las personas con síndrome de Down, explicó el sitio de la ONU, «deben tener la oportunidad de disfrutar de vidas plenas, tanto en igualdad de condiciones con las demás, como en el resto de aspectos de la sociedad». La campaña tuvo repercusión en distintas partes del mundo: fue tendencia en redes sociales y tuvo el apoyo de presidentes (Mauricio Macri fue uno), deportistas (Lionel Messi, Juan Martín del Potro), organizaciones sociales y distintos representantes de la cultura.

Por otra parte, también con el objetivo de generar conciencia, se estrenó en la Plaza San Martín la muestra fotográfica «Revelados. Grandes personas retratadas por grandes fotógrafos», que retrata a a personas con síndrome de Down en diversas actividades.

Organizada por la Asociación Síndrome de Down de la República Argentina (Asdra), la muestra se exhibirá hasta el 27 de marzo y contará con la participación de prestigiosos fotógrafos nacionales. «La idea es mostrar que no hay personas Down, sino personas con síndrome de Down. Se puede ser tenista, dibujante, bailarín o rugbier. También tímido, alto, morocho o malhumorado. Pero no existe ser Down. Lo que sí existe es tener un síndrome que implica algunas limitaciones intelectuales», explicaron los organizadores.