El gobierno quiere vender 12 terrenos de la Ciudad para pagar deuda internacional

Por Jeremías Batagelj

Más negocios inmobiliarios, menos espacios públicos. Aquella pareciera ser la lógica que impone el Pro en la planificación urbana de la Ciudad. Una muestra más fue el anteproyecto que ingresó a la Legislatura, con firma del jefe de Gobierno porteño Horacio Rodríguez Larreta, que propone “enajenar” 12 lotes para cancelar amortizaciones de deuda. Entre los terrenos dispuestos a vender se encuentran el polígono de la Villa 31 y parte del predio del Mercado de Hacienda de Liniers.

Con las firmas de Rodríguez Larreta, el jefe de Gabinete Felipe Miguel y el ministro de Economía, Martín Mura, el proyecto de ley fue entregado en la mesa de entradas de la Legislatura porteña y consta de sólo tres artículos: en los primeros dos se especifica autorizar “la enajenación” por parte del Poder Ejecutivo de inmuebles que habían sido cedidos por el Gobierno de la Nación, en un traspaso para financiar las obras del Paseo del Bajo. En total serán 12 terrenos: la mitad están ubicados en el polígono del Barrio “Padre Carlos Mugica” -mejor conocido como Villa 31- y del restante se encuentran un inmueble en la calle Bartolomé Mitre, en Plaza Miserere, y el 35 por ciento del Mercado de Hacienda en Liniers.

En el tercer -y último- artículo del anteproyecto se especificó las causas para vender los terrenos. Y allí, el texto es claro: El producto de las ventas que se realicen tendrá como destino específico “la cancelación de las amortizaciones de las deudas”. Según voceros del Gobierno porteño, contó Infobae, los haberes corresponden a la obra del Paseo del Bajo, en el financiamiento internacional aportó, a través de la Comisión Andina de Fomento, 400 millones de dólares. Sin embargo, en el proyecto que arribó a Legislatura, no se indica qué vencimientos de deuda se deberían pagar.

Por otra parte, la venta de inmuebles -para negocios inmobiliarios- también tendrá como destinatario, según el anteproyecto, “el financiamiento de programas de infraestructura en salud, educación y vivienda”, aunque, como marca la costumbre, no se hizo referencia a ningún programa en particular.

El camino legislativo recién empieza. Primero el proyecto será girado a la Comisión de Presupuesto. Cabe destacar que el bloque Vamos Juntos cuenta con 34 votos y para llegar a los 40, el bloque Evolución -liderado por Martín Lousteau- suele acompañar las votaciones.

“Este proyecto viene a continuar el proceso iniciado por Mauricio Macri cuando transfirió a la Ciudad parte de la deuda tomada para realizar el Paseo del Bajo. El gobierno nacional le cargó a la Ciudad 140 de los 400 millones de dólares de la deuda que tomó para realizar esa obra como parte del ajuste que viene haciendo. A cambio, la Nación cedió terrenos por el mismo monto, entre ellos, las tierras de la Villa 31 y del Mercado de Hacienda. De esta manera, en lugar de utilizar las tierras públicas que la ciudad acumuló a lo largo de toda su historia, con fines estratégicos de desarrollo urbano, Macri y Larreta deciden venderlas, nada más y nada menos, que para tapar los agujeros de deuda que deja el ajuste del gobierno nacional”, expresó, en el portal Infobae, el presidente del bloque Unidad Ciudadana, Martín Recalde.