Los caddies defienden el Campo de Golf de los proyectos privatistas de Rodríguez Larreta

Horacio Rodríguez Larreta quieren convertir el Campo de Golf en un parque concesionado a comercios y restaurantes. El Sindicato de Caddies le recordó que es un predio deportivo que cumple un rol social y ecológico.

El gobierno porteño anunció que se propone trasformar el Campo Municipal de Golf de Palermo en un Central Park, instalando locales comerciales y gastronómicos.

El Campo Municipal es el único de uso público que existe en Buenos Aires y  está ubicad en Palermo Chico, en la zona más cotizada de la Ciudad. En la zona sur de la Ciudad un privado maneja el Golf de Lugano en el Parque Roca. El club de Palermo tiene 36 hectáreas y está ubicado dentro del Parque Tres de Febrero. Fue creado en 1905 bajo el nombre de Golf Club Argentino por Ernesto Tornquist y entregado en concesión hasta 1950, cuando volvió a manos de la municipalidad. Es el único campo público en sudamérica ubicado en el radio urbano de una ciudad capital. Usar sus 18 hoyos puede costar 210 pesos los fines de semana y 150 pesos de lunes a viernes, precios más que accesible para un deporte elitista.

Antes transformarse en parque deberá pasar por la Legislatura.

El Sindicato Argentino de Caddies dio a conocer su oposición a que el campo Municipal de Golf sea convertido en un parque público. La organización sindical sostuvo que «el campo del Golf de Palermo no sólo es un predio deportivo cuyas tarifas apenas cubren su mantenimiento, sino también un espacio de preservación ecológica, cumple un rol social, y es patrimonio histórico de la ciudad».


Y consideró que «desmantelar este campo de golf va en detrimento del deporte, de torneos solidarios, de su escuela para niños y jubilados, de su programa para niños con capacidades diferentes, de fuentes de trabajo especializado, del paisaje, de su fauna y flora, del patrimonio histórico, irreemplazables por el proyecto propuesto».