Procesaron al chofer del colectivo que atropelló a Sofía Osswald

Por Gisela Marziotta para Página/12

Eduardo Emilio Farías, el chofer de la línea 126 que atropelló y asesinó a Sofía Osswald en enero de 2018, fue procesado. Así lo decidió el juez Pablo García de la Torre del Juzgado Nacional en lo Criminal y Correccional Nº 43, quien dictó su procesamiento por considerarlo responsable de haber causado la muerte la joven de 26 años el 3 de enero de 2018, cuando Osswald circulaba con su bicicleta por el barrio de San Telmo. La investigación estuvo a cargo de la fiscal Cinthia Oberlander, de la Fiscalía Nacional en lo Criminal y Correccional Nº17.

“Valorando la totalidad de las pruebas que se realizaron en la causa, el juez entendió que Farías intentó sobrepasar su marcha de forma antirreglamentaria e imprudentemente”, expresó Nelvi Volders, mamá de Sofía, a través de sus redes sociales. “Era la resolución que estábamos esperando”, agregó. Además, recordó que “el colectivero vio perfectamente” a su hija en la bicicleta. “La tenía delante suyo. Estaba apurado, no midió los riesgos e intentó sobrepasarla sin guardar la distancia reglamentaria. Con el guardabarros delantero derecho tocó el canasto de la bicicleta y la desestabilizó. Sofía cayó bajo el colectivo, que la atropelló y causó su muerte de manera inmediata”, detalló. 

“Lo que realmente me gustaría es tener a todos mis hijos conmigo, pero esto es un gran alivio y me da fuerza para seguir luchando para que se haga justicia por Sofía”, dijo Volders a Página/12.

Por su parte, Gabriel Becker, abogado querellante en la causa, dijo estar “muy satisfecho” con la decisión del juez García de la Torre. “Si bien era lo que esperábamos de parte del juzgado, entendiendo que existían elementos de prueba suficientes, celebramos que finalmente ganó la lógica”, aseguró. “Hasta ahora se ha trabajado correctamente, tanto desde la fiscalía como desde el juzgado. En ese sentido, es importante destacar que la resolución del juzgado está muy bien fundamentada y que en ella se valoran de forma pormenorizada cada una de las pruebas que existen contra Farías”, agregó. 

“Ahora aspiramos a que se confirme el procesamiento dictado por el juez y se avance en el pedido de elevación a juicio oral. La expectativa es que allí se le imponga al chofer una condena y una inhabilitación para conducir por el doble de tiempo de la condena ya que es evidente que esta persona violó el deber objetivo de cuidado que le correspondía, manejando de una forma totalmente antirreglamentaria e imprudente”, manifestó Becker. 

Fuentes judiciales consultadas por este diario también se mostraron conformes con la decisión judicial y destacaron el “enorme trabajo de hormiga” que se llevó adelante en esta causa para reconstruir cómo fue el crimen de la joven. En ese sentido, destacaron el trabajo realizado por la División de Ingeniería Vial Forense de Policía de la Ciudad y el Observatorio de Seguridad Vial de la Ciudad que permitieron realizar una reconstrucción del siniestro. 

“Fue un caso difícil pero hay que destacar que en un año tenemos todas las pruebas, se recogieron todas las declaraciones testimoniales y se llevaron a cabo todos los peritajes pertinentes, que llevaron a que hoy tengamos un procesado y próximamente un juicio oral y público para determinar la culpabilidad o no del acusado”, aseguraron. 

El chofer recién fue citado a indagatoria por primera vez el 17 de octubre pasado, pero su defensa solicitó una postergación y la audiencia se pasó para el 5 de febrero. Un día antes, el entonces abogado de Farías, Fernando Iriarte, renunció a su defensa y la audiencia fue nuevamente postergada. Finalmente, la indagatoria se realizó el 7 de marzo y el acusado se negó a declarar.

Ahora, la defensa de Farías puede apelar el procesamiento y, en ese caso, deberá ser confirmado por la Cámara Nacional en lo Criminal y Correccional. De no apelar, el procesamiento quedará automáticamente firme. De confirmarse, el chofer se enfrentará a un juicio oral y público por el delito de «homicidio culposo por haber sido ocasionado por la conducción imprudente y antirreglamentaria de un vehículo automotor” y podría recibir una condena de uno a tres años de prisión, además de ser inhabilitado para conducir, según lo establacido por el Código Penal.

El caso de Sofía cobró relevancia mediática cuando su familia salió públicamente a pedir testigos del siniestro. “El lugar que le dieron los medios de comunicación ayudó muchísimo para difundir y empujar este caso, y creo que es muy importante que se siga visibilizando para que no quede impune”, aseguró la mamá de la joven.  

Además, el caso puso en evidencia la falta de políticas públicas de seguridad y educación vial para los ciclistas en la Ciudad de Buenos Aires, a pesar de que el gobierno de Horacio Rodriguez Larreta fomente su uso. “Hay que hacerle entender a la gente que en una bicicleta va una vida. En esta bici iba la vida de mi hija y este señor se la llevó”, denunció Dolvers.