Acusan al director del Centro Cultural San Martín por “abusos físicos y psicológicos”

Cuatro trabajadoras del Centro Cultural San Martín, que depende del Ministerio de Cultura de la Ciudad,denunciaron ante la Justicia por hostigamiento, intimidación y maltrato a Diego Pimentel, director general del tradicional Centro Cultural. La denuncia se formalizó este viernes ante el Fuero Penal, Contravencional y de Faltas de la Ciudad. Cuando plantearon los maltratos en el ámbito laboral y pidieron ser trasladadas les rescindieron el contrato.

Un comunicado, firmado «Trabajadoras del Centro Cultural San Martín» afirma que las mujeres han padecido “abusos y maltratos físicos psicológicos” y que “por miedo a perder los puesto de trabajo tuvimos que soportar y callar durante mucho tiempo”.

El testimonio describe un cúmulo de contactos abusivos. Todos los días, cuando las saludaba, Pimentel se permitía pellizcarlas, abrazarlas, sostenerlas de la cintura “hasta producirnos dolor”. “Nos reducía llevándonos las manos  por detrás de nuestra espalda y las retorcía” o simulaba asfixiarlas “a modo de juego”.

El director -que también es docente en varias instituciones universitarias públicas y privadas- les masajeaba la espalda y les hacía comentarios lascivos sobre la apariencia física de las trabajadoras. También eran frecuentes “humillaciones, descalificaciones y persecuciones” sobre las tareas que desempeñaban las denunciantes. Eran habituales los llamados y mensajes fuera del horario de trabajo, y los gritos y humillaciones en las reuniones de trabajo, muchas veces delante de los compañeros.

Según la denuncia, estos tratos se dirigían exclusivamente contra las mujeres que denuncian y otras, y nunca contra los trabajadores del Centro Cultural.

El comunicado agrega que cuando finalmente “rompimos el silencio” y plantearon la situación a Pimentel, fueron “arbitrariamente despedidas”. Exigen que el Gobierno de la Ciudad tome cartas en el asunto y garantice “el derecho a trabajar en ambientes libres de violencia”.

Las abogadas patrocinantes de las trabajadoras, Jimena Gibertoni y Yamila Carballido, de la Red de Abogadas Feministas, explicaron que la situación explotó el 14 de febrero pasado, y quepodrían sumarse denuncias de más empleadas que aún temen que esto pueda costarles el despido. “Las trabajadoras del Centro Cultural San Martín formalizaron una denuncia por hostigamiento, maltrato e intimidación contra el Director General. Son cuatro, pero existe la posibilidad de que se sumen más denunciantes. Se trató de un proceso largo, que finalmente se materializó en las Fiscalías de CABA”, explicó Gibertoni al portal El Destape.

Gibertoni informó que “se enviaron telegramas manifestando que están sufriendo los hostigamientos y se remitió al Ministerio de Cultura de Ciudad y al San Martin, donde en primera instancia las trabajadoras pidieron ser trasladadas y conservar su puesto de trabajo por el moobing que sufrían». En represalia a sus denuncias, contó Gibertoni, «Pimentel les rescinde el contrato», por lo que «se interpusieron recursos administrativos a fin de que se deje sin efecto dicha resolución al ser arbitraria, ilegítima e infundada”.

Según la propia información que subió él mismo a Linkedin, Diego Pimentel dirige el Centro Cultural San Martín desde enero de 2016. También es profesor Titular de Artes Multimediales II del IUNA y profesor Titular de la Licenciatura en Diseño de la Universidad de San Andrés y asesor científico de la Universidad de la Cuenca del Plata.

Por su parte, en un escueto comunicado de prensa, el Centro Cultural San Martín informó que «se iniciaron a la brevedad los procedimientos administrativo previstos en la normativa vigente, a los efectos de esclarecer la situación». Además, agregaron que desde el Ministerio de Cultura de la Ciudad están al tanto de la denuncia contra Pimentel. «El ministerio acompaña el proceso administrativo y a la espera de las definiciones que surjan para actuar de manera correspondiente», concluyó el comunicado.