Derrumbes: Defendamos Buenos Aires dice que hay 4.000 obras en peligro

Desde que el PRO y Cambiemos gobiernan la Ciudad hubo 25 derrumbes que produjeron 31 muertos, 219 heridos y 400 mi­llones de pesos en daños materiales”, afirma Javier Miglino, director de la ONG Defendamos Buenos Aires.

El lunes pasado, un derrumbe en el barrio de San Cristóbal le costó la vida a un hombre de 32 años, sonidista de la Televisión Pública, que murió aplastado por los escombros.  En el edificio, situado en Pavón 3062, casi esquina La Rioja, funcionaba un supermercado en la planta baja y una vivienda en el primer piso.

En su página web la organización no gubernamental Defendamos Buenos Aires difundió una entrevista a su director Javier Miglino,  sobre “Derrumbes en Buenos Aires” en el que sostiene que sobre 12.000 obras en construcción que hay en la Ciudad, 4000 no cumplen las normas de seguridad y que la Agencia Gubernamental de Control, en realidad no controla nada. En las dos  gestiones de gobierno de Mauricio Macri y en ésta de Horacio Rodríguez Larreta “se produjeron 26 derrumbes mortaless con al menos 32 muertos, 220 heridos y daños por valor de 500 millones de Pesos», dijo Miglino.

Según Miglino el derrumbe de San Cristóbal “no es un hecho aislado sino la consecuencia de una política de controles ligeros a nulos en las más de 12.000 obras en construcción que se están desarrollando en la Ciudad de Buenos Aires, de las que hay 4.000 potenciales bombas de tiempo a punto de explotar en nuestra Ciudad porteña.

Derrumbe de la obra para una escuela en Villa Lugano.

“A poco tiempo de asumir como jefe de Gobier­no, Mauricio Macri impulsó la creación de la Agencia Gubernamental de Control (AGC), con la expresa inten­ción de evitar que tragedias y catástrofes se produjeran en el ámbito de la Ciudad. Sin embargo cada día resulta más inseguro transitar las calles de Buenos Aires. Porque permanentemente y sin solución de continuidad se producen derrumbes y desastres. La Ciudad padeció 25 derrumbes en la era Macri, que produjeron 31 muertos, 219 heridos y 400 mi­llones de pesos en daños materiales”, opinó.

Los más graves
Diciembre de 2009 en Córdoba y Pringles, Villa Crespo, luego de un derrumbe murió aplastado por una losa un obrero. Otros dos quedaron heridos.

Agosto de 2010. Luego de que una máquina ex­cavadora dejó al aire los cimientos y la pared medianera de un petit hotel de tres pisos, se derrumbó todo el edificio. En los pisos superiores funcionaba el gimnasio Orión. Murieron tres personas. Mendoza al 5000.

10 de septiembre de 2010 se vino abajo un entre­piso en el boliche Beara de Palermo. Dos chicas fallecie­ron. Av. Scalabrini Ortiz 1638.

Octubre de 2011. En la avenida Directorio 428, Caballi­to, se derrumbó el techo de una obra en construcción. Un obrero murió aplastado.

Noviembre de 2011. Se vino abajo el edificio de Bartolomé Mitre 1232. Isidoro Madueña fue encontra­do, aplastado, varios días después. Macri había orde­nado demoler el resto del edificio, arguyendo que era imposible que hubiera víctimas entre los escombros.

A fines de mayo de 2012 en una obra de Emilio Mitre al 600, Caballito, un obrero falleció aplastado al caerle encima parte de una pared medianera.

El 17 de agosto de 2012 Octavio Pérez Galimberti fue aplastado por una losa que le cayó encima en la calle Lavalle al 1500, Tribunales.

A los pocos días de ese derrumbe, se produjo un terrible desprendimiento en la calle Sinclair al 3000, en Palermo, se produjo un gravísimo derrumbe que se tra­gó parte de la calle, la vereda, los árboles y puso en riesgo toda la manzana, que fue evacuada.

Durante los años que el PRO y Cambiemos gobiernan la Ciudad hubo al menos 26 derrumbes con víctimas mortales en la Ciudad de Buenos Aires con al menos 32 muertos, 220 heridos y daños por valor de 500 millones de Pesos.  «En síntesis los derrumbes y las tragedias no ocurren por la lluvia ni los pozos surgen de la nada. Las obras fueron autorizadas en su momento, luego por mala praxis y falta de control simplemente se desmoronan y se derrumban«, dijo Miglino.


Cómo deben llevarse a cabo las obras:

Lo seguro sería que las obras se llevaran a a cabo con toda la proyección necesaria, estudio de suelos y cuidados de manera tal que soporte todas las contingencias del tiempo a lo largo de ejecución. “Lamentablemente la administración de Horacio Rodríguez Larreta no cumple ni mínimamente con esas premisas obligatorias”, afirmó el titular de Defendamos Buenos Aires.

“Mauricio Macri creó la Agencia Gubernamental de Control con el objetivo de controlar las obras, los lugares de esparcimiento, los sitios masivos y otros. Sin embargo poco ha hecho por mejorar la seguridad de los porteños. La actual administración de Rodríguez Larreta es continuadora de la de Macri y en realidad nada ha cambiado, porque aquellos que caen en gracia al gobierno de turno, hacen y deshacen en la Ciudad, pero nadie lo controla y luego todo termina en un pedido de condolencias por los muertos en la cuenta oficial del Jefe de Gobierno, Horacio Rodríguez Larreta”, concluyó Miglino.