Solá: «La Argentina necesita un liderazgo ético, moral y de valores»

El diputado nacional y candidato presidencial de Red x Argentina, Felipe Solá, aseguró hoy que la Argentina necesita un liderazgo político «ético, moral y de valores» que conduzca desde el Gobierno con «el ejemplo y no sólo desde lo discursivo». 

«No dejemos que Cambiemos se atribuya la lucha contra la corrupción. No confundamos honestidad con honestismo», dijo Solá este miércoles en el primer encuentro del ciclo de entrevistas abiertas bajo el título “Políticas claras” en la sede del Partido Justicialista (PJ). 

Este ciclo que arrancó este miércoles fue presentado por el presidente del Partido Justicialista Nacional, José Luis Gioja, coordinado por Bernarda Llorente, periodista y productora, y por Francisco Cafiero, dirigente peronista de la Ciudad de Buenos Aires.

Solá reflexionó sobre la utilización «electoralista» que hace el oficialismo que lidera Mauricio Macri de la corrupción, con lineamientos «meramente discursivos» pero que no se condicen con la práctica. 

El diputado cuestionó por ejemplo que la Oficina Anticorrupción esté conducida en la actualidad por Laura Alonso, una activa militante del PRO -uno de los partidos de la coalición gobernante- con la que no han avanzado los expedientes en los que hay graves denuncias por corrupción o conflictos de intereses en el Gobierno. 

En ese sentido, el líder de Red x Argentina consideró que «no es la oposición sino este Gobierno de blanqueadores, aportantes truchos y dueños de empresas offshore el que le tiene que tener miedo a aumentar las penas para los casos de corrupción».

El ex gobernador bonaerense aclaró además que «la corrupción privada no justifica la corrupción política», en referencia a la histórica cartelización en distintos sectores de la economía argentina que en muchos casos tienen conexiones con el Estado, como por ejemplo en el caso de la obra pública.

Sóla no sólo expresó críticas porque el Gobierno no ha mejorado en los estándares de transparencia en la administración sino que también hizo propuestas para combatir y prevenir los casos de corrupción. 

«Hay que aflojar con la fiebre de la denuncia y generar mecanismos de control serios con una Oficina Anticorrupción independiente y jueces federales que hagan su trabajo.  El modelo de declaración jurada no alcanza. Necesitamos un sistema de seguimiento patrimonial de funcionarios públicos», sostuvo el diputado. 

Según concluyó, «la connivencia entre los delincuentes y la policía se combate con redes de contención social, foros vecinales y control civil sobre las fuerzas de seguridad».