La Justicia le ordenó al gobierno porteño que proteja el patrimonio del Teatro Colón

El gobierno de Horacio Rodríguez Larreta apeló una medida de protección del Teatro Colón, requerida por sus trabajadores, y la Justicia lo intimó a identificar, inventariar y proteger los bienes del patrimonio cultural del Teatro Colón.

La Sala II de la Cámara de Apelaciones en lo Contencioso, Administrativo y Tributario, por decisión unánime de sus integrantes, Esteban Centanaro, Fernando Juan Lima y Mariana Díaz, resolvió este viernes rechazar la apelación interpuesta por el gobierno porteño e hizo lugar parcialmente a la sentencia de grado emitida por el juez Guillermo Scheibler.

Según publicó el portal Ijudicial, la Sala II resolvió que «el Ente Autárquico Teatro Colón deberá, en el plazo de 30 días, presentar un plan de trabajo -que no podrá insumir más de seis meses- tendiente a identificar e inventariar los bienes muebles de valor cultural, histórico y/o artístico que integran el patrimonio del teatro.

El expediente se inició por la presentación que realizaron Máximo Parpagnoli, Pastor Jorge Mora, Diana Fasoli, Patricia Pérez y María Sara Tonazzi, quienes promovieron, en su doble carácter de habitantes y empleados del Teatro Colón, una acción de amparo contra el Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires y el Ente Autárquico Teatro Colón, en virtud de actuaciones y omisiones que, según los mismos, afectarían el patrimonio histórico, cultural y artístico de dicha sala pública.

Todo ello en el marco de los autos caratulados «Parpagnoli, Máximo y Otros contra GCBA sobre Amparo (Artículo 14 CCABA)».

El inventario deberá confeccionarse de acuerdo con las pautas mínimas establecidas en la sentencia y, una vez finalizado el relevamiento, deberá instrumentar los mecanismos previstos en la Ley 1227 y normas reglamentarias, a fin de hacer efectiva la catalogación y la protección de dichos bienes.

Los jueces destacaron que el Gobierno porteño, a lo largo de su recurso, no rebatió las razones centrales en las que se apoya el pronunciamiento de grado para rechazar sus planteos iniciales, sino que los reiteró en su apelación, limitándose a introducir aseveraciones genéricas y sin relación directa con la sustancia de lo decidido.