Legislatura: solo con los votos oficialistas aprueban la construcción de 11 torres en el exalbergue Warnes

Frente a decenas de vecinos de La Paternal, que se acercaron al palacio parlamentario para aguardar por un milagro político, la Legislatura porteña aprobó un proyecto que permite emprendimientos inmobiliarios en el segundo pulmón verde más grande de la Ciudad. La votación fue 32 a 24, es decir, solo con los votos del bloque Vamos Juntos se dio luz verde para la construcción de torres en los terrenos donde estaba el albergue Warnes.

El proyecto había surgido de un convenio entre el Ministerio de Desarrollo Urbano porteño y los dueños de las parcelas que están ubicadas entre las avenidas de los Constituyentes, Chorrarín y la calle Joaquín Zabala, frente al parque La Isla de La Paternal. Estos dos espacios públicos conforman, junto a las facultades de Agronomía y Veterinaria, los jardines del Hogar San Martín, el Albergue Garrigós, el Cementerio de la Chacarita, el Club comunicaciones, el Hospital Alvear el segundo pulmón verde más importante de la Ciudad, después de los bosques de Palermo.

Con varios vecinos ubicados en los palcos de la Legislatura, la votación de hoy completaba la primera lectura, que fue aprobada el 29 de noviembre del año pasado. El proyecto plantea modificar la Código Urbanístico de la zona para autorizar la construcción de torres y una variedad de usos comerciales. Además, habilita la construcción de subsuelos de estacionamiento, que pueden ocupar la totalidad de las parcelas.

«Estos proyectos solo buscan desarrollar negocios inmobiliarios privados, el Gobierno sigue defendiendo esos intereses y continúa con la venta del espacio público”, indicó, en plena sesión, el legislador Fernando Vilardo (Autonomía y Libertad) y agregó que “hay un proyecto alternativo, impulsado por los vecinos, y lo único que hace es demostrar que las decisiones las toman unos pocos; el proyecto de los vecinos tiene mucha más legitimidad y cuenta con más de 3.500 firmas”.

«El Pro continúa con su lógica de desarrolladores inmobiliarios frente a la necesidad no sólo de espacios verdes, sino de vivienda accesible en la Ciudad”, relató el legislador del bloque GEN, Sergio Abrevaya. Por su parte, el diputado de Vamos Juntos y miembro de la Comisión de Planeamiento Urbano, Gonzalo Straface, dijo que «este convenio intenta remediar y mejorar lo que ya hay, para no repetir malas experiencias de complejos urbanísticos de nuestra Ciudad».

Mapa ilustrativo de las próximas torres

Al momento de la votación, las cartas ya estaban echadas, pese al reclamo de los vecinos. Con los 34 votos del oficialismo, la Legislatura aprobó el cambio de zonificación del predio.

Con el nuevo código, se prevé la construcción de viviendas, además de poder levantar oficinas y un sector comercial en planta baja, de 13.200 metros cuadrados. La superficie habilitada para construir llega a los 121.400 metros cuadrados, equivalente a 17 canchas de fútbol. Pero lo más polémico para los vecinos fue la altura máxima permitida, que, según indicó el ministerio, será de 48,5 metros, lo que equivale a unos 16 pisos.