Reanudan los servicios en el Tren Roca y la Línea C del subte, luego de las amenazas de bombas

El servicio de todos los ramales de la línea de tren General Roca y la línea C del subte porteño fueron interrumpidos este mediodía por una nueva amenaza de bomba. Durante un par de horas, personal de la Policía de la Ciudad revisó los andenes en Constitución, mientras miles de pasajeros buscaban otras alternativas para continuar con sus viajes.

Según indicó un vocero de Trenes Argentinos, al mediodía se efectuaron siete llamadas simultáneas a los teléfonos de la Línea Roca. El mensaje era el mismo: amenaza de bomba. En ese momento, los operarios supendieron las formaciones: de acuerdo con el protocolo establecido para estos casos, la Policía debe evacuar las estaciones, y revisar las instalaciones para descartar un peligro real para los usuarios y trabajadores.

En total, más de 100 mil pasajeros se vieron afectados por las siete amenazas de bomba simultáneas.

No es la primera vez que en el último mes el servicio de tren se encuentra interrumpido por la misma situación. El 23 de abril, la estación Constitución fue evacuada luego de recibir una segunda llamada que alertaba de un supuesto artefacto explosivo. El tren no funcionó durante una hora y media. Días después, investigadores de la Policía Federal dieron con el agresor, quien se encontraba preso en el penal de Ezeiza.