No se podrán pagar apuestas ni juegos on line desde cuentas de planes sociales y Anses

Las apuestas a juegos de azar en línea, autorizadas en la Ciudad de Buenos Aires desde fines de 2018, no podrán realizarse desde cuentas asociadas al pago de «planes o programas de ayuda social, o de la ANSES» y estará prohibido el uso de monedas extranjeras.

Estas restricciones surgen de una reglamentación propuesta por la Lotería de la Ciudad de Buenos Aires, que obtuvo dictamen favorable delas Comisiones legislativas la semana pasada.

El 13 de diciembre del año pasado, exclusivamente con los votos del oficialismo y el rechazo de toda la oposición, la Legislatura había autorizado las apuestas on line pero ahora la Lotería – entidad rectora del juego en el ámbito porteño- remite el reglamento que describe específicamente cómo deberán inscribirse las empresas que presten el servicio, quiénes podrán o no jugar, y otros aspectos de los «juegos on line». La regulación divide a estos juegos en dos categorías: los que se basan en la intervención de números aleatorios, como puede ser el de la ruleta, y las apuestas deportivas.
La ley que permite las apuestas deportivas señala que los «entrenadores, árbitros u otros participantes directos» del acontecimiento están inhabilitados de participar  en los partidos sobre los que se realice la apuesta del mismo modo que sus cónyuges, convivientes y familiares.
Además, se deberán habilitar herramientas que permitan a los usuarios «establecer límites de gasto, tiempo por sesión y periodicidad de juego», aunque la Lotería dispondrá valores mínimos y máximos de aplicación obligatoria.

Una de las múltiples posibilidades de empezar a perder dinero on line.


En ese sentido, los apostadores deberán «tener un mecanismo sencillo en la plataforma del sistema que les permita tomarse un tiempo fuera de la plataforma» y otro que «permita la inscripción a los apostadores en el Registro de Autoexcluidos» en el que Agencia de Juego en línea debe asegurar que no se puedan realizar operaciones relacionadas al juego.
Los prestadores del servicio no podrán conceder préstamos a los usuarios, no permitirán préstamos entre los apostadores y la interfaz de la plataforma de juego no deberá inducir al apostador a que recupere sus pérdidas.
Respecto de los prestadores, los «títulos habilitantes» serán por cinco años, podrán ser prorrogados por el mismo plazo y estarán obligados de reportar operaciones sospechosas. 

La reglamentación de la modalidad de Juegos en Línea, enviada por Lotería de la Ciudad de Buenos Aires (LOTBA), obtuvo dictamen favorable al cabo de una reunión conjunta de las Comisiones de asesoramiento permanente en Desarrollo económico, MerCoSur y políticas de empleo y en Presupuesto, Hacienda, Administración Financiera y Política Tributaria.