El gobierno porteño quiere apropiarse del natatorio pagado por las familias de una escuela

La comunidad educativa de la Escuela N° 4 “Álvarez Thomas” del barrio de Agronomía, denunció en un comunicado que el Gobierno de la Ciudad quiere apropiarse del natatorio de la escuela y limitar el desarrollo del “Plan Natación”. “El natatorio fue construido y es mantenido desde hace más de 40 años por su Asociación Cooperadora” señalan.

Mediante el Decreto149/19, firmado el 23 de abril por el jefe de Gobierno porteño Horacio Rodríguez Larreta, se crearon dos nuevos Centros Educativos Complementarios de Natación, uno de ellos en la escuela Álvarez Thomas. La ciudad de esta manera contará con un total de cinco, cuatro en escuelas públicas y el restante en un polideportivo.

Esta acción de gobierno está siendo difundida y publicada en distintos medios como una respuesta a las demandas de nuestra comunidad relativas al mantenimiento de los planes de natación. Esto es absolutamente falso” expresan en un comunicado.

La creación del Centro Educativo Complementario de Natación es una mera reasignación burocrática de recursos y bienes ya existentes. El natatorio de la Escuela Álvarez Thomas fue construido y es mantenido desde hace más de 40 años por su Asociación Cooperadora” señalan desde la Comunidad Educativa de la escuela y sostienen que esta iniciativa tiene como única y clara finalidad quitarles el natatorio.

Actualmente los chicos y chicas de 1° a 7° grado del Álvarez Thomas tienen clases de natación y también quienes concurren a las salas de 4 y 5 años en inicial, aunque en el ciclo lectivo de 2018 estos últimos no fueron parte del plan natación. Este año fueron reincorporados ante una acción judicial de amparo.

En noviembre de 2017, la dirección de la escuela recibió una notificación de la Supervisión Coordinadora de Educación Física sobre cambios al Plan de Natación que se implementaron en 2018. Por un lado eliminó las clases para las salas de 4 y 5 años, y por otro las redujo para el nivel primario.

En febrero de 2019, la Sala I de la Cámara de apelaciones ratificó el fallo de primera instancia dictado por el Dr. Aurelio Ammirato, juez del fuero Contencioso Administrativo y Tributario de la Ciudad, que ordenó dejar sin efecto esta medida restrictiva.

Las camaristas Mariana Díaz y Fabiana H. Schafrik de Núñez, junto a Carlos F. Balbín, integrantes de la Sala I, resolvieron que los argumentos del Gobierno “no exponen fundadamente los motivos por los cuales no resultan aplicables a la escuela N° 4, D.E. N° 16, las previsiones del Diseño Curricular para la Educación Inicial sobre actividades en el medio acuático.

Y agregaron que “soslaya que las clases de natación en dicho nivel educativo fueron dictadas durante todo el período previo a la aprobación de la resolución N° 344/2018”.

Cabe destacar que esta resolución – la 344/2018 – establece que el “Plan de Natación” tendrá carácter de obligatorio para el 4° grado de las escuelas primarias y de modalidad especial de gestión estatal.

Y a su vez fija que, previa aprobación de la Coordinación de Educación Física del Ministerio de Educación, la dirección de cada Centro Educativo Complementario “podrá autorizar a aquellos establecimientos educativos que cuenten con natatorio propio, al uso de los mismos para la participación en el mencionado Plan de los alumnos/as de 1° a 3° y de 5° a 7° grado de nivel primario, de ese establecimiento”.

Esta misma resolución aclara que esto podrá efectivizarse “únicamente mediando disponibilidad horaria y siempre que se cuente con la Planta Orgánico Funcional correspondiente necesaria a tal fin“.

Cabe destacar que el Gobierno de la Ciudad canceló los contratos de uso de las piletas de Argentinos Juniors y Gimnasia y Esgrima de Villa del Parque, derivando a las escuelas con natatorio propio a los alumnos que concurrían a estos clubes, afectando la “disponibilidad horaria” y justificando así los intentos de reducción de las clases para los alumnos y alumnas del Álvarez Thomas.

La Comunidad Educativa manifiesta que las reformas introducidas – la Resolución 344/2018 y el Decreto 149/19 – “sólo aseguran una ‘caritativa’ experimentación en el medio acuático para los/as alumnos/as de 4° grado. Por lo tanto, el Gobierno de la Ciudad avanza en el objetivo de eliminar las clases de natación para el alumnado del nivel inicial y de primaria de todas las escuelas, incluidas aquellas con natatorio propio”.

En dialogo con nuestro medio, la abogada patrocinante del amparo, explicó que existe un verdadero riesgo de reducción en el Plan Natación, y comentó que varias escuelas del distrito, como las escuelas “Grecia” y “Congreso de Tucumán”, que acompañaron el amparo, han ido perdiendo la participación de varios grados en esta materia.

Este año 2019, los/as alumnos/as de todas las escuelas que asisten al natatorio de la Escuela N° 4 Álvarez Thomas pudieron iniciar las clases de natación gracias a la gestión y administración de la Asociación Cooperadora. Las empresas concesionarias no cumplieron las acciones ni la provisión de materiales necesarios para el acondicionamiento adecuado del natatorio. El soporte de la Asociación Cooperadora es esencial para el mantenimiento del natatorio a lo largo de todo el ciclo lectivo” indican en el comunicado.

Y advierten que desafectar el natatorio de la escuela “es desafectarlo del cuidado de su Asociación Cooperadora y dejar librado el Plan Natación al desfinanciamiento del Gobierno de la Ciudad. La gestión, el trabajo y el esfuerzo de la Cooperadora garantiza las condiciones adecuadas de mantenimiento del natatorio para ser utilizado por muchos/as alumnos/as de otras escuelas de la Ciudad”.