Macri, Vidal y Rodríguez Larreta inauguraron el Paseo del Bajo

Este lunes, a las 7 de la mañana, comenzó a funcionar el nuevo corredor vial que conecta las autopistas Illia y Buenos Aires-La Plata. La nueva obra tiene cuatro carriles exclusivos para camiones y micros de larga distancia. Además, hay ocho vías para el tránsito liviano y colectivo: cuatro en sentido sur y las restantes, sentido norte.

El presidente Mauricio Macri encabezó el acto de inauguración del Paseo del Bajo junto al jefe de Gobierno porteño, Horacio Rodríguez Larreta, y la gobernadora de la provincia de Buenos Aires, María Eugenia Vidal.
También participaron el ministro de Transporte, Guillermo Dietrich, y el ministro de Desarrollo Urbano y Transporte de la ciudad de Buenos Aires, Franco Moccia, entre otras autoridades.
La inauguración de la nueva autopista tuvo lugar a partir de las 7.30, en avenida Antártida Argentina 1353, en el barrio de Retiro.

A partir de ahora, los vehículos pesados contarán con un carril exclusivo sin salidas que dependiendo el tramo estará soterrado, al nivel del suelo o en elevación. Podrán salir solo a la altura de alguno de los tres distribuidores de la traza: Distribuidor SurDistribuidor Retiro o Distribuidor Norte. Los livianos no tendrán acceso a este canal (si lo usan, la multa será de 150 unidades fijas, hoy algo más que $ 3 mil).

Este Corredor Vial Preferencial para el tránsito pesado –camiones y acoplados cuyo peso en forma individual sea igual o mayor a 12 toneladas y ómnibus de transporte de pasajeros de larga distancia, ya sea que circulen con o sin carga-, separará a los vehículos de gran porte del resto.

Paralelo a ese corredor circulará el Par Vial de vehículos livianos. Será para el uso de particulares y también para el transporte público de pasajeros. Contará con un doble carril en ambos sentidos:

A la derecha estará el carril de «tránsito local«, en el que se podrá girar a la derecha, para acceder por ejemplo a establecimientos frentistas, eliminándose así los giros a la izquierda.

Por los carriles izquierdos en tanto funcionará el carril de «tránsito pasante», donde habrá una circulación más fluida ya que no se permitirá la detención de vehículos y contará con coordinación semafórica. En este caso se eliminará el giro a la derecha y se permitirá el giro a la izquierda.

En cuanto a los colectivos de línea, el proyecto de cajones amarillos ordenará las paradas aproximadamente cada 400 metros. Cada cajón delimitará el espacio físico para la detención de colectivos y dentro del mismo se organizarán los paradores con un máximo de dos líneas cada uno, para evitar demoras en el ascenso y descenso de pasajeros.