Paseo del Bajo: videos de los vecinos muestras grietas, que faltan de tornillos y muchas barandas están sueltas

El estreno fue a puro bombos y platillos. Ayer por la mañana, el presidente de la Nación, Mauricio Macri, junto al jefe de Gobierno, Horacio Rodríguez Larreta y a la gobernadora de la provincia de Buenos Aires, María Eugenia Vidal, presentaron el nuevo trayecto de 7,1 kilómetros que conecta las autopistas Illia con Buenos Aires-La Plata. La presentación atrajo la presencia de casi todos los móviles de televisión. Pero una vez que se apagaron las cámaras y que la cinta fue cortada, los propios vecinos del lugar registraron que las obras no parecen estar terminadas.

En el video, que circuló por todas las redes sociales, se muestra cómo las barandas que colocaron están “flojas” y vibran ante cada aceleración de los camiones. “No me digan que todo el bajo está así”, dice el vecino en la grabación.

Luego del primer video, varios cibernautas se sumaron agregando otras filmaciones donde remarcan las fallas de la obra.

Cabe destacar que la presidenta de la Auditoría General de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires, la socióloga Cecilia Segura, en una cadena de tweets, explicó el procedimiento licitatorio defectuoso en favor de IECSA, la empresa del primo de Mauricio Macri, Angelo Calcaterra, para que obtuviera las los tramos más jugosos para la construcción del Paseo del Bajo.

Con el nuevo Paseo del Bajo los vehículos pesados contarán con un carril exclusivo sin salidas que dependiendo el tramo estará soterrado, al nivel del suelo o en elevación. Podrán salir solo a la altura de alguno de los tres distribuidores de la traza: Distribuidor Sur, Distribuidor Retiro o Distribuidor Norte. Los livianos no tendrán acceso a este canal (si lo usan, la multa será de 150 unidades fijas, hoy algo más que $ 3 mil).

Este Corredor Vial Preferencial para el tránsito pesado –camiones y acoplados cuyo peso en forma individual sea igual o mayor a 12 toneladas y ómnibus de transporte de pasajeros de larga distancia, ya sea que circulen con o sin carga-, separará a los vehículos de gran porte del resto.

Paralelo a ese corredor circulará el Par Vial de vehículos livianos. Será para el uso de particulares y también para el transporte público de pasajeros. Contará con un doble carril en ambos sentidos: A la derecha estará el carril de tránsito local, en el que se podrá girar a la derecha, para acceder por ejemplo a establecimientos frentistas, eliminándose así los giros a la izquierda. Por los carriles izquierdos en tanto funcionará el carril de tránsito pasante, donde habrá una circulación más fluida ya que no se permitirá la detención de vehículos y contará con coordinación semafórica. En este caso se eliminará el giro a la derecha y se permitirá el giro a la izquierda.

En cuanto a los colectivos de línea, el proyecto de cajones amarillos ordenará las paradas aproximadamente cada 400 metros. Cada cajón delimitará el espacio físico para la detención de colectivos y dentro del mismo se organizarán los paradores con un máximo de dos líneas cada uno, para evitar demoras en el ascenso y descenso de pasajeros.