La OMS denunció por «cínica» la campaña de Philip Morris en el Día Mundial sin Tabaco

La Organización Mundial del Comercio (OMC) decidió que  no se sustentan las quejas de Cuba, Honduras, Indonesia y República Dominicana contra el empaquetado genérico del tabaco en Australia. (Getty)
Casi 8 millones de personas mueren cada año por fumar, un millón son fumadores pasivos y muchos de ellos niños.

La Organización Mundial de la Salud denunció como «cínica» la campaña del mayor productor de cigarrillos, la tabacalera Philip Morris, por promover sus «productos mortales» y por rebautizar el Día Mundial Sin Tabaco como “Día Mundial Sin Fumar”, banalizando los riesgos de ese hábito.

En ocasión del Día Mundial Sin Tabaco, que se celebrará el viernes 31 de mayo, la OMS lanzó una campaña de sensibilización sobre los efectos devastadores del consumo de tabaco, que cada año provoca unos 8 millones de muertos.

La agencia de salud de Naciones Unidas criticó el intento de Philip Morris International (PMI) para realizar en esta semana su propia campaña de promoción de sus nuevos productos de «vapeo» (cigarrillo electrónico) y «sin humo» (que calienta el tabaco pero sin quemarlo), presentándolos como una solución.

Incluso la tabacalera propuso que el Día Mundial Sin Tabaco pase a llamarse «Día Mundial Sin Fumar» y lanzó el eslogan «It’s Time to Unsmoke», un neologismo que podría traducirse como «es el momento de desfumar».

«Consideramos la campaña como sólo un intento cínico por parte de la empresa para promover sus productos mortales», comentó en un mensaje Vinayak Prasad, director de la Iniciativa Liberarse del Tabaco de la OMS.

Hace tres años, Philip Morris International anunció su intención de reducir su producción de cigarrillos clásicos y reemplazarlos por una línea de productos «sin humo», como los cigarrillos electrónicos y artículos que calientan el tabaco sin quemarlo.

El grupo afirma que estos productos son mucho menos nocivos, pero no ha logrado convencer a la OMS , según la cual no existe ningún estudio científico independiente que confirme estos resultados.

«Afirmar que estos productos ayudan a dejar de fumar no está verificado», señaló Prasad.

El 31 de mayo es el Día Mundial sin Tabaco, un hábito que genera más de 7 millones de muertes anuales. De éstos, 6 millones son fumadores directos pero los demás son personas expuestas al humo del cigarrillo ajeno. El lema de este año, decidido por la Organización Mundial de la Salud, es «El tabaco y la salud pulmonar».

En la Argentina, el 20 por ciento de los mayores de 18 años fuma de manera directa. Uno cada cinco argentinos. Sin embargo, gracias a las campañas antitabáquicas y a la prohibición de fumar en lugares públicos, en la última década ha dejado el hábito más de un millón de fumadores.

El tabaquismo es una enfermedad adictiva crónica donde la nicotina es la sustancia responsable de la adicción ya que tiene las características de una droga: genera tolerancia, dependencia física y psicológica, y cuando no se consume se manifiesta por la aparición de síntomas de síndrome de abstinencia. El humo de tabaco contiene más de 5.000 sustancias químicas detectadas, de las cuales más de 40 son cancerígenas. La forma más común de consumo es el cigarrillo aunque existen otras como “bidis”, puro, tabaco masticado, etc.