El Garrahan, sobre el pediatra acusado de pedofilia: “Queremos y necesitamos conocer la verdad”

La conferencia de prensa fue encabezada por Carlos Kambourian, presidente del Consejo de Administración del Hospital Garrahan. Se informó la «sorpresa» que produjo la investigación y detención de Russo, y se aclaró que “el hospital no fue notificado”, “ni tampoco las autoridades sabían que se llevaba adelante una investigación”.

Comunicado oficial del Garrahan

“Nos encontramos aquí, miembros y representantes de todos los sectores del hospital. Queremos expresar nuevamente el absoluto repudio ante cualquier hecho que vulnere los derechos de los niños, niñas y adolescentes”, expresó el comunicado oficial que leyó Kambourian ante la prensa.

El médico afirmó nuevamente que la comunidad del Garrahan “tomó conocimiento de la causa cuando se produjo la detención del doctor Russo, el martes 28 de mayo a las 16.05”, y agregó que “no sabían que se estaba haciendo una investigación».

Recordó que ese mismo martes apartaron de sus funciones al imputado e instruyeron un sumario administrativo, y aseguró que los miembros del Servicio de Inmunología y Reumatología -del que Russo era jefe-, los pacientes y sus familias “están recibiendo apoyo y acompañamiento de profesionales especializados”.

“Queremos destacar que las autoridades del hospital decidieron que la institución se constituya como particular querellante en la causa que instruye la fiscalía de delitos informáticos de la ciudad de Buenos Aires. Queremos y necesitamos conocer la verdad y estamos dispuestos a ir a fondo para que ello suceda”, enfatizó Kambourian.

“Estamos profundamente dolidos y conmocionados, pero muy unidos. Les pedimos respeto, seriedad y responsabilidad por los más de 550 chicos que están internados en este momento en el hospital”, agregó.

Ricardo Russo era desde 2008 el jefe del Servicio de Inmunología y Reumatología y trabaja desde 1993 en el Hospital ubicado en el corazón de Parque Patricios. Días atrás fue detenido, acusado de producir, facilitar y distribuir imágenes sexuales de niñas y niños. Su casa particular fue allanada y se encontró una gran cantidad de fotos y videos con imágenes que muestran “desde bebés de seis meses” a varones adolescentes.