El kilo de pan ya cuesta más de 100 pesos

Un kilo y dos pancitos. Con esta inflación, la histórica frase de Carlitos Balá ya adqurió otro valor. Es que en varios barrios de la Ciudad, el kilo de pan (sin los dos pancitos) traspasó la barrera de los 100 pesos. Por la crisis, en lo que va del 2019, cerraron 140 panaderías.

El precio de la harina es uno de los motivos pero no es el principal. El gran problema que tenemos es la presión tributaria y la mayoría de las pymes están cerrando porque los aumentos en las tarifas se tornar impagables”, indicó, en una entrevista con el portal Infobae, Gabriel Fernández, vicepresidente de Asociación Panaderos de Capital Federal (Apaca).

En las redes, los vecinos indicaron que cerca del centro, y en barrios como Belgrano, Recoleta y Palermo, el kilo de pan francés puede costar 110 pesos. Sin embargo, en otros barrios más populares, el pan aún se puede conseguir entre 80 y 90 pesos. Este último valor es similar al expresado por la Dirección de Censos y Estadísticas de la Ciudad: el precio promedio del pan francés tipo flauta por kilo fue de 86,22 pesos durante el mes de abril pasado.

También, de acuerdo al último índice de la Dirección de Estadística porteña, el rubro de pan y cereales tuvo una suba de 3,3 pro ciento durante abril con respecto al mes anterior. En lo que va del año, en tanto, la suba fue del 13 por ciento y si se compara con el mismo mes, pero del año anterior, registró una suba del 66,4 por ciento.

99 kilos. Esa fue la capacidad de compra que perdió un trabajador registrado con el salario más bajo, en menos de cuatro años. En 2015, el kilo de pan estaba a $25 y el salario mínimo era de $ 5.588. Es decir que se podían comprar casi 224 kilos de flautas o miñones. Desde marzo, el salario más bajo de un trabajador registrado es 12.500 pesos y el kilo de pan ya se vende a $100 en la Capital Federal. Haciendo la misma simple división, el resultado ahora es 125 kilos por sueldo.