El gobierno porteño compra 60 pistolas Taser por valor de 144.900 dólares

El gobierno de la Ciudad de Buenos Aires admitió que analiza las ofertas recibidas en la licitación para la compra de 60 pistolas eléctricas por un monto de 144.900 dólares. Es la respuesta a un pedido de informes del Observatorio de Derechos Humanos por la compra y uso de las pistolas electrónicas Taser.

Según la respuesta recibida este viernes por el ODH, la licitación para la compra de estas armas eléctricas se abrió el 20 de marzo de 2019. Al día de hoy, la Dirección General de Adquisiciones y contrataciones de seguridad y emergencias “se encuentra en la etapa de evaluación de las ofertas recibidas”. Con este avance, el gobierno continúa ignorando la denuncia presentada ante la CIDH en 2016 para evitar el uso de las pistolas taser, consideradas elementos de tortura.

En el mismo pliego puede leerse que las taser descargarán 6800 voltios sobre el cuerpo humano. El gobierno de la Ciudad reconoce en la licitación que el uso de las taser puede producir daños que generen resarcimiento, aunque le exige al oferente que se haga cargo de eventuales indemnizaciones, explica el comunicado de ODH.

Según responden desde la cartera de Seguridad de la Ciudad de Buenos Aires, “se ha iniciado el proceso de compra de las pistolas Taser y se encuentra en proceso de elaboración el protocolo de uso”.

Con la firma de Marcelo Dalessandro, secretario de Justicia y Seguridad del Ministerio de Justicia y Seguridad de la Ciudad, informan que “en lo que hace a la competencia de esta Secretaría se informa que el Instituto Superior de Seguridad Pública (órgano rector de la formación y capacitación continua de los integrante de la fuerza de seguridad; cfr. SISP Ley Nro. 5688, Libro IV, arts. 353 y s.s.) se encuentra abocado a la tarea de elaborar un protocolo en línea con los estándares y recomendaciones que emanan del ámbito internacional”.

El Observatorio de Derechos Humanos comunica que «con esta información, entendemos que el uso de las taser en nuestro país es inminente. En el día de hoy, enviamos a la CIDH las respuestas del Gobierno de la Ciudad a nuestro pedido de informe como ampliación de información con hechos nuevos. Son preparatorios del efectivo uso de las armas Taser X26por parte de las fuerzas de seguridad». 

El Observatorio recuerda que este tipo de armas han sido catalogadas por el Comité contra la Tortura de las Naciones Unidas como “capaces de violentar el deber del Estado de prevenir las violaciones a los derechos humanos, el deber de proteger la vida, integridad física y salud”, es decir, calificándolas como implementos de tortura.

Los cuestionamientos del Observatorio a la utilización de las Taser comenzaron en el año 2010 «cuando junto con Carlos Pisoni, de la Organización HIJOS y el ODH iniciamos una acción de amparo para frenar su uso. Luego de las presentaciones en la Suprema Corte porteña y en la Corte Suprema de Justicia Nacional, llegamos a la Corte Interamericana de DDHH para su análisis».

La petición internacional fue presentada con el acompañamiento de gran cantidad de instituciones y organizaciones de derechos humanos, como Madres de Plaza de Mayo Línea Fundadora, Adolfo Pérez Esquivel, Premio Nobel de la Paz – SERPAJ, Miguel Ángel Estrella, Presidente de Fundación Música Esperanza y Embajador de la Buena Voluntad UNESCO, APDH, HIJOS, Centro de Profesionales por los Derechos Humanos (CEPRODH), entre otras agrupaciones y personalidades.