La mitad de los porteños gana solo $ 16.000

Por quinto año consecutivo, el 10 por ciento más rico de los porteños sigue aumentando su participación en los ingresos totales: en el primer trimestre del año,los más ricos aumentaron hasta el 33 por ciento su concentración de las ganancias totales. Los últimos tres meses del año pasado, en cambio, se habían quedado con un 30,2 por ciento de la torta.

La otra cara de estos datos oficiales -de la Dirección General de Estadísticas y Censo porteña- son los sectores medios y pobres: su participación en los ingresos totales disminuye año tras año. En los primeros tres meses del año, la mitad de la población concentró el 21,6 por ciento de los ingresos. Los mismos meses, pero del año pasado, habían dado la suma de 22,7 por ciento. Es decir, un retroceso de más de un punto porcentual.

El declive en la redistribución del ingreso alcanzó su peor nivel desde el cuatro trimestre del 2014, fecha en el cual comenzó a medirse por el organismo de estadística porteño.

El informe visualiza otros números en rojo de la economía porteña. Según la estadística oficial, en el primer trimestre del año, el ingreso de la mitad de la población de la Ciudad fue de 16 mil pesos, lo que equivale a un incremento del 30,6 por ciento en un año. La inflación, en cambio, fue del 52,5 por ciento.

Para el economista Ismael Bermudez, quien dio a conocer las cifras de la distribución del ingreso en una nota del diario Clarín, este cambio en la redistribución del ingreso se debe a “ el deterioro de la clase media y de los sectores de menores recursos en beneficio de la población de mayores recursos, en el primer trimestre de este año empeoró la distribución del ingreso en la Ciudad de Buenos Aires”, según escribió en su cuenta de Twitter personal.

Mil pesos por día

La semana pasada, la Dirección de Estadísticas y Censo porteña indicó que una familia tipo necesitó treinta mil ciento cuarenta y seis pesos con trece centavos (34.146,13$) para superar la línea de la pobreza. Más de mil pesos por día,

El organismo contabiliza a la familia porteña tipo como propietaria de una vivienda. Es decir, para la extensa mayoría que aún alquila su hogar, los valores para no ser pobre son aún mayores.