Reabrió la Torre de los Ingleses en Retiro y se puede subir al mirador

El mirador de la Torre Monumental del barrio porteño de Retiro, la conocida Torre de los Ingleses, reabrió al público tras más de una década de permanecer cerrada como parte de una renovación total del emblemático monumento, donado por los residentes británicos en la Argentina por el centenario de la Revolución de Mayo. La torre podrá ser visitada desde el 1º de julio, y se podrá acceder a su mirador del sexto piso. 

La reapertura de la Torre y de su mirador de casi 60 metros de altura implicó un acondicionamiento edilicio y una puesta en valor que incluyó la reparación y puesta en marcha del ascensor y la readecuación del área de servicio del primer piso, al que se incorporó un office y se renovó el baño.

La torre podrá ser visitada desde el 1º de julio, y se podrá acceder a su mirador del sexto piso. 

Además, se presentó una exposición fotográfica del antiguo barrio de Retiro en la planta baja y una intervención artística sobre las ventanas y los muros, anticipando la vista desde su balcón del sexto piso.

El director General de Patrimonio, Museos y Casco Histórico de la ciudad de Buenos Aires, Juan Vacas, dijo a Télam que «la recuperación de este espacio es fundamental para la vida cultural de la ciudad; hace más de diez años hubo que clausurar el acceso al mirador porque no estaba en condiciones, y había una demanda muy grande de los vecinos, que siempre tienen ganas de recorrer el interior de la torre».

«Lo que se hizo fue volver a poner en condiciones el ascensor que recorre las seis plantas de la torre y funciona como acceso al mirador, dotar de mayor seguridad el balcón que está a cerca de 60 metros de altura, se reacondicionaron el espacio administrativo y el baño de la torre, y también se restauró el hall en el que ahora hay una muestra fotográfica», detalló.

«En una segunda etapa el objetivo es restaurar las balaustradas de granito que a lo largo de los años fueron vandalizadas, recuperar las cuatro fuentes que el monumento tenía en cada esquina, y también las farolas que había en cada acceso», completó Vacas.

El proyecto de reacondicionamiento y puesta en valor de la Torre fue realizado en conjunto con la Fundación American Express, que aportó 50.000 dólares.

La Torre de los Ingleses es una obra de estilo neorrenacentista revestida con una combinación de ladrillos rojos y piedra labrada que fue inaugurada el 24 de mayo de 1916 e integra un conjunto de gran valor patrimonial en el barrio de Retiro, junto con las estaciones terminales del ferrocarril, el edificio Kavanagh y los palacios Paz y San Martín.

Con más de 100 años de vida, «la Torre Monumental es testigo de una época donde las construcciones fueron determinadas por un intenso proceso migratorio que marcó las relaciones de nuestro país con el mundo», señalaron desde el Ministerio de Cultura de la Ciudad de Buenos Aires.