San Lorenzo celebró su vuelta a Boedo

Cuando el reloj marcó las 00.00 del lunes 1 de julio, más de 100.000 hinchas de San Lorenzo se abrazaron, festejaron y alentaron por su equipo. Pero no era la celebración de un gol o un penal atajado a un equipo rival, sino algo mucho más histórico: desde esta madrugada, el club volvió a ser dueño de los terrenos de avenida La Plata 1700, en el corazón del barrio de Boedo, tras treinta y cuatro años. En 1979, la última dictadura cívico militar había incitado al club a vender ese lote y unos año después, la compañía francesa Carrefour instaló un hipermercado que funcionó hasta principios de este año.

“San Lorenzo compró 28 mil metros en el centro geográfico de la ciudad de Buenos Aires y eso lo convierte en el club con más patrimonio del continente. Por eso es el logro institucional más grande la historia”, expresó el presidente de la institución y candidato a Jefe de Gobierno, Matías Lammens. “Proyectamos un estadio de fútbol, pero también un centro comercial, un destacamento de la Policía de la Ciudad, colegios primarios y secundarios, y un jardín de infantes que en la zona es necesario. San Lorenzo le puede aportar más movimiento y seguridad al barrio”, agregó.

La bandera azulgrana flameó durante toda la ceremonia

La celebración comenzó a las 19, en el Oratorio San Antonio, en México al 4050. En ese lugar, en el barrio de Almagro, hace 111 años un grupo de chicos que jugaban al fútbol y, con la ayuda del Padre Lorenzo Massa, fundaron el Club San Lorenzo de Almagro. De la misa en homenaje a Lorenzo asistieron el presidente Matías Lammens y el vice Marcelo Tinelli, junto a jugadores como Nicolás Blandi o Fabricio Coloccini, sumado a glorias del club como José Sanfilippo, Néstor Gorosito, Leandro Romagnoli y Alberto Acosta.

Luego, en caravana, miles de hinchas partieron en una procesión hacia el predio de Avenida La Plata, donde desde temprano ya flameaba una bandera de San Lorenzo en una torre del exhipermercado de Carrefour. Para amainar la espera, en un escenario montado se leyeron cuentos del escritor cuervo más famoso, Osvaldo Soriano, y se dispuso un show musical que integraron, entre otros, Nestor en Bloque, Vicentico y Fuerza Bruta.

Como no podía ser menos, también hubo videos del Papa Francisco -se rumorea que el nuevo estadio tendrá su nombre- y del actor Viggo Mortensen.

Los hinchas cantaron contra su clásico rival, Huracán, y también contra el presidente de la Nación, Mauricio Macri, luego de algunos rumores sobre la decisión del gobierno de impedir la construcción del estadio. A las doce, sonaron las campanas y de los cánticos se pasó a observar como el cielo se iluminaba de fuegos artificiales que festejaron el regreso a Boedo.

La historia de la “Tierra Santa”

En diciembre se van a cumplir 40 años del último partido en el viejo Gasómetro, un 0-0 entre San Lorenzo y Boca. Por ese entonces, el brigadier Osvaldo Cacciatore, intendente de la dictadura militar, ordenó abandonar el estadio. San Lorenzo tenía problemas económicos graves, era presionado por la dictadura, y los dirigentes cedieron. El club atravesaba el destierro.

Pero tuvieron que pasar más de veinte años de ese momento para que comenzara a germinar lo que parecía una afiebrada idea de la Subcomisión del Hincha (SCH): volver a Boedo con la recuperación de las tierras arrancadas de manera ilegítima.

El primer paso se dio en 2006 con la recuperación de los 4500 metros cuadrados de la plaza Lorenzo Massa, situada en Mármol y Salcedo, donde ahora se levanta el Polideportivo Roberto Pando, escenario del básquetbol, el futsal, el vóleibol y otras disciplinas del club.

Luego, el 15 de noviembre de 2012, con 50 votos a favor y ninguno en contra, la Legislatura aprobó un convenio para que Carrefour le venda a San Lorenzo las tierras de la avenida La Plata. Dos años después, ambas partes llegaron a un acuerdo por 110 millones. El club aún debe pagar las últimas dos cuotas, de 1 millón de dólares cada una. El sueño estaba cada vez más cerca.

Una vez firmado el acuerdo, la ley dispuso que el 1 de julio las tierras de avenida La Plata pasen de mando y ahora es el club el que tiene el derecho el terreno. ¿Cuál es el próximo paso para cumplir la obsesión de “volver a Boedo”, tal como cantan, domingo tras domingos, la hinchada de San Lorenzo? Luego de los papeles de compraventa, el club cuyo vicepresidente primero es el conductor Marcelo Tinelli deberá, ahora, esperar a que se apruebe -también en el Palacio Legislativo porteño- un nuevo Código de Rezonificación que habilite a la construcción de un estadio en el barrio. El diseño ya fue presentado a finales de 2018 en la mesa de entrada y en la primera sesión legislativa el legislador de Unidad Ciudadana Leandro Santoro lo presentó en el recinto.