Hospital Muñiz: renunció la directora porque entregaron un cadáver equivocado

“Que venga la directora” y “quiero a mi mamá”. Los mensajes están escritos en los muros del Hospital Muñiz, en el barrio de Parque Patricios. Ocurre que hubo un error y entregaron un cadáver equivocado a una familia, que lo sepultó creyendo que se trataba de su pariente en el cementerio de Monte Grande.

Las dos familias habían identificado a sus parientes, pero por error se le entregó a la cochería un cadáver a la familia equivocada, que aún no pudo retirar el cuerpo de su familiar de la morgue porque no puede afrontar los gastos de la funeraria. La familia que recibió el cuerpo equivocado lo veló a cajón cerrado y sepultó a la persona equivocada, por lo que ahora la Justicia debe ordenar la exhumación del cádaver.

El error llevó ayer miércoles a la renuncia de la directora del hospital, Mabel Noguera, y cuatro empleados fueron despedidos.

Los familiares de Sandra Ávalos reclamaron hoy ante la Justicia la exhumación de su cuerpo de forma urgente, que fue velado y enterrado por otra familia en el cementerio de Monte Grande «por un error administrativo» del Hospital Muñiz que «confundió» los cadáveres, mientras las autoridades porteñas aseguraron que se harán cargo de los gastos de la funeraria de la otra familia.

Sandra Ávalos murió el 5 de julio pasado tras estar internada por una neumonía, a diferencia de horas de la familiar de los Aranda, que ahora también esperan la entrega del cuerpo.

«Desde la Justicia y el Hospital nos dicen que fue un error administrativo y como no es una causa penal, no reviste carácter de urgencia, pero nosotros queremos una respuesta hoy», indicó a Télam Daniela, la prima de Sandra Ávalos, quien junto con el resto de la familia reclaman el cuerpo desde el domingo pasado.

Desde esta mañana, a las 9, familiares de Ávalos se presentaron junto con su abogada para pedir la exhumación de su cadáver en la fiscalía Nacional 57 en lo Criminal y Correccional, donde recayó la denuncia policial realizada por el Ministerio de Salud porteño.

«Estamos muy consternados, este fue un hecho muy grave porque está en medio el dolor de las familias, separamos de su cargo a cuatro personas involucradas y a la directora del hospital le pedimos la renuncia» -dijo Sergio Auger, director general de hospitales de la Ciudad de Buenos Aires-. Fue un error gravísimo y nos solidarizamos con las familias y las acompañamos. Se hace lo más rápido posible para recuperar el cuerpo y que pueda tener una sepultura adecuada con sus familiares», agregó.