La inflación de junio fue de 2,7%, según el Instituto Estadístico de los Trabajadores

La inflación de junio pasado fue de 2,7%, impulsada por los rubros esparcimiento, vivienda y alimentos y bebidas, según el informe mensual elaborado por el Instituto Estadístico de los Trabajadores (IET), que depende de la Universidad Metropolitana para la Educación y el Trabajo (UMET).

El informe detalla que la inflación preliminar de este mes fue del 2,7% desacelerándose levemente respecto al 2,9% (revisado) del mes pasado. Asimismo, en el primer semestre del año la inflación acumuló un 22,8%, mientras que en la medición interanual de junio de 2018 a junio de 2019, los precios treparon un 55,7%.

Los rubros que motorizaron las subas de precios fueron en primer lugar, “Esparcimiento” con una alza del 6,3 por ciento, y “Vivienda” (3,7%) debido a los fuertes aumentos en Gas (8%) y Alquileres (3%), superando ampliamente el promedio de la inflación general. “Alimentos y Bebidas” y “Equipamiento y mantenimiento del hogar” tuvieron un ascenso igual que el promedio: 2,7%.

Para el resto de los segmentos, “Indumentaria y calzado” se encareció 2,3%, y “Otros bienes y servicios” (2,1%). “Salud” tuvo un ascenso de precios del 1,9% en junio (en un mes en que no hubo alzas en prepagas y solo en medicamentos), en tanto que “Transporte y comunicaciones” lo hizo en 1,4% y “Educación” en 0,6%.

El documento analiza que “si la inflación fuera del 2,5% mensual en el segundo semestre, a fin de año habría un alza acumulada del 42,4%, lo cual, nuevamente se convertiría en el año más inflacionario desde 1991, quedando sólo por detrás del año pasado que tuvo una inflación anual superior.

En este sentido, Nicolás Trotta, rector de la UMET, destacó que la medición del IET indicó que entre noviembre de 2015 y junio de 2019 el salario real cayó 16,4%. “Como mencionamos en informes previos, es el del valor más bajo en más de diez años y hay que remontarse a la crisis de 2002 para encontrar una caída superior a la actual”. “Otro dato relevante es que comparado contra el mismo mes del año pasado, en junio de 2019 el salario real cayó 8,8 por ciento”, dijo Trotta y agregó que “Si bien parece haber dejado de caer respecto a mayo teniendo en cuenta que el dólar pasó de 47 a 43 pesos, el deterioro acumulado es enorme y el más profundo desde 2002”.

Finalmente, los números que recaba el IET con información del INDEC describen que este año “la pobreza llegó al 35%, el valor más alto desde el 2008”. Víctor Santa María, secretario de Estadísticas de la CGT, refirió que “hace unas semanas el INDEC brindó pistas para estimar la pobreza en el primer trimestre de 2019, la cual desde el IET hemos calculado en 35,2%”. “Ello representa una suba de 3 puntos respecto a la última medición oficial (32%), correspondiente al segundo semestre de 2018”.

De acuerdo a estimaciones de especialistas, Macri asumió con 26,9% de pobres; en la actualidad, la pobreza es 8,3 puntos más alta que en el segundo semestre de 2015, lo cual equivale a 4 millones de nuevos pobres. En cuanto a la indigencia, Macri asumió con 4,7% y hoy se ubica en 7,3%; lo que implica que hay 1,2 millones de nuevos indigentes en tan solo tres años y medio de gobierno.  

Los datos que dio a conocer el INDEC sobre “los cuadros de la distribución del ingreso referidos al primer trimestre de 2019”, sirven para saber no sólo cómo evolucionó la brecha entre el decil más rico y el decil más pobre en Argentina, sino también para estimar qué pasó con la pobreza y la indigencia.

“Mientras más se deteriora el poder adquisitivo, más empeora la pobreza. El IET calculó que aproximadamente por cada 2% que cae el poder adquisitivo, la pobreza sube un punto. En el último año, el poder adquisitivo del decil 3 más cercano a la línea de pobreza cayó alrededor del 20%. Eso determina una suba de la pobreza cercana a los 9 puntos”, concluyó Víctor Santa María