Avanza en la Legislatura un proyecto para prohibir que se fume en los juegos infantiles de plazas y parques

La Legislatura porteña dio un paso más en el proyecto de ley que busca limitar el humo del cigarrillo en parques y plazas porteñas. La Comisión de Protección y Uso del Espacio Público del palacio parlamentario firmó un dictamen de mayoría que obliga a que los juegos infantiles de las plazas sean libres de humo. Aquellos que infrinjan la ley deberán abonar multas de hasta 30 mil pesos.

La medida, según el anteproyecto, «busca mejorar la calidad del aire circundante a los espacios de juego, mejorando el disfrute del espacio público y reduciendo los riesgos a la salud de los niños que utilizan las instalaciones de los mismos«. Además, la normativa establece una serie de sanciones para quienes la infrinjan. Las mismas están contempladas en el artículo 54 de la Ley N° 1.472 del Código Contravencional, que prevé multas que oscilan entre los 600 y 15 mil pesos, además de entre tres y 30 días de arresto; no obstante, todas estas penas se eleva al doble cuando la conducta se realiza en espacios donde concurren niños.

En los fundamentos de la medida los legisladores explicaron que “si bien estos espacios destinados a la recreación de los niños son claramente diferenciables en función de su uso, los mismos no pueden ser segmentados físicamente del resto de la plaza o parque al que se integran, siendo de esta manera pasibles de sufrir inmisiones de los humos y olores derivados del fumar en su cercanía”.

“Esta circunstancia demanda la agudización de los esfuerzos de la Ciudad de modo tal de asegurar el cumplimiento de aquellos programas de Gobierno vinculados a la mejora de calidad de aire, a la reducción de afecciones respiratorias, a la prevención y reducción del tabaquismo y a la educación sobre normas básicas de convivencia en espacios públicos”, sentenciaron.