El 37% de los internados en hospitales psiquiátricos permanece allí por problemas sociales

En Argentina hay 12.035 personas internadas en hospitales psiquiátricos, según el Primer Censo Nacional de Personas Internadas por Motivos de Salud Mental. El promedio de edad es de 50 años.

El lapso de internación de los pacientes promedia los 8,2 años, siendo de 12,5 años en el sector público y de 4,2 en el sector privado.

El relevamiento –el primero de esta magnitud, que se inscribe dentro de lo establecido en el art. 35 de la Ley Nacional de Salud Mental Nº 26.657–, se realizó durante el año 2018 y 2019 e incluyó a todas las instituciones públicas y privadas con internación monovalente del país. En total se censaron 162 instituciones, 41 de las cuales pertenecen al sector público. No fueron incluidas las comunidades terapéuticas que tratan adicciones.

De la población censada, el 60,4% no firmó un consentimiento informado para su internación y el 37,2% continúa alojada en hospitales psiquiátricos por problemas sociales y de vivienda. Según los equipos tratantes, sólo el 36,4% de las personas que continúan internadas es por presentar riesgo cierto e inminente para sí o para terceros

El 58% dijo que tenía vivienda pero sólo el 74% de estas refirió poder disponer de la misma.

El 68,8% manifestó tener ingresos, aunque el 72% de estas refirió no administrarlos.

El censo intentó establecer si las personas internadas tuvieron acceso a distintos canales de comunicación y realización de salidas. En ese sentido, el 41,6% de las personas refirió poder realizar llamadas telefónicas y el 34,1 % no recibió visitas. Aunque el 40,4% de las personas refirió no hacer salidas en el último mes, ya sea solo o acompañado.

El estudio fue realizado por la Secretaría de Gobierno de Salud de la Nación con el apoyo de la Organización Panamericana de la Salud/Organización Mundial de la Salud (OPS/ OMS).

El censo se realizó entre 2018 y 2019 en todas las instituciones públicas y privadas deArgentina con internación monovalente (de una sola especialidad), de acuerdo con lo establecido por la Ley Nacional de Salud Mental, aprobada en 2010 y que fue reglamentada tres años después, explicó el organismo internacional.

Los resultados fueron presentados por el secretario de Promoción de la Salud, Prevención y Control de Riesgos, Mario Kaler, al inaugurar la jornada de la presentación de resultados junto a la representante de OMS/OPS para Argentina, Maureen Birmingham; la secretaria ejecutiva del Órgano de Revisión Nacional, María Graciela Iglesias; y el director nacional de Salud Mental y Adicciones, Luciano Grasso.

«Con esta información se pueden cambiar las cosas. El objetivo central es pasar de los hospitales monovalentes a un sistema de instituciones polivalentes», dijo el secretario de Promoción de la Salud, Prevención y Control de Riesgos de la Nación, Mario Kaler.

En tanto, Maureen Birmingham, representante de OPS en Argentina, consideró que la encuesta «brinda insumos para la formulación de políticas que posibiliten la externación progresiva de estas 12.035 personas y lograr que sus vidas transcurran en la comunidad y con el ejercicio pleno de sus derechos».

La funcionaria destacó la legislación argentina, «que cumple con estándares internacionales muy destacados en materia de protección de los derechos de las personas». Sin embargo, advirtió, también, que «existe una importante brecha entre los aspectos contenidos en la ley y su implementación efectiva«.