El salario familiar de los docentes porteños, congelado hace 7 años, es de $ 270

La Unión de Trabajadores de la Educación (UTE) porteña rechazó hoy «el congelamiento de las asignaciones familiares» en el distrito, y aseguró que la ciudad de Buenos Aires abona en concepto de salario familiar «la décima parte de lo que determina la ley».

«Buenos Aires abona por salario familiar la décima parte de lo que establece la ley nacional. El último aumento de 12,2 por ciento sobre la Asignación Universal por Hijo (AUH), según la Ley Nacional de Asignaciones Familiares, determinó que el salario familiar, a nivel país, es casi diez veces superior al de la Capital Federal«, señaló un comunicado firmado por Eduardo López y Mariano Denegris, dirigentes del gremio.

Ambos explicaron que el gobierno de Horacio Rodríguez Larreta «no aumenta esos montos desde hace más de siete años, en tanto en el plano nacional los incrementos son automáticos por una ley de 2015″.

Para el gremio docente porteño, mayoritario en el distrito, todos los trabajadores en relación de dependencia o monotributistas percibirán como asignación familiar por hijo entre 2.525 y 527 pesos según el nivel salarial, a excepción de los empleados del Ejecutivo, quienes continuarán cobrando 270 pesos por hijo, indicó el documento.

Los sindicalistas ejemplificaron que una maestra de grado de jornada completa y con dos hijos debería percibir unos 3.400 pesos por salario familiar y no 540 por la ley porteña y, un docente de jornada simple o su equivalente en horas cátedra podría cobrar más de 2.500 pesos por hijo y, a partir del congelamiento, solo recibe 270 pesos, puntualizaron.

El gremio planteará mañana la situación en la Mesa de Condiciones Laborales y Salariales, convocada por la ministra de Educación Soledad Acuña, a quien exigirán «un inmediato aumento de las asignaciones y su mejora automática por el IPC de la ciudad».