desocupados

El salario mínimo, de $12.500, se devaluó 62% en dólares y ya no cubre la canasta básica alimentaria

La fuerte devaluación de los últimos días volvió a minar el poder adquisitivo del salario medido tanto en pesos como en dólares. El salario mínimo, vital y móvil (SMVM), $12.500, perdió el 62% de su valor medido en dólares desde Mauricio Macri llegó a la presidencia de la Nación. Esto significa que el trabajador que lo gana está por debajo de la línea de indigencia.

El dato, revelado por el diario BAE, surge de un informe de la Universidad Nacional de Avellaneda. Aún antes de la corrida, en julio, “el sueldo mínimo no fue suficiente para que una familia de cuatro integrantes pudiera cubrir la canasta básica alimentaria de $12.774, es decir, para evitar caer en la indigencia”, afirma BAE. Una familia tipo necesitó $31.934 para no caer bajo la línea de pobreza.

Los datos, del mes de julio, anteriores a la devaluación, son oficiales del Indec. Una familia tipo necesitó $31.934 para no caer bajo la línea de pobreza.

El jueves el Indec informó que el costo de la Canasta Básica Alimentaria subió en julio 2,9%, mientras que la Canasta Básica Total trepó 2,5%. El aumento del costo de los alimentos fue mayor a la inflación (2,2%, medida antes de la corrida. En un año, la Canastas Básica Alimentaria aumentó 57,3% y y la Canasta Básica Total 58,6%.

El aumento del dólar impactará con mayor fuerza en el precio de los alimentos. La brutal fuga de capitales después de la derrota del gobierno en las PASO, generó un salto en el valor del dólar del 25% en lo que va de agosto.

Con la devaluación, el Salario Mínimo Vital y Móvil cayó a US$221, lo que implicó un desplome del 62,5% respecto de los US$589 de noviembre de 2015.

La Undav afirma que la Argentina entre 2015 y la actualidad, pasó del primero, al noveno puesto del ranking regional de salarios mínimos en dólares.

Aunque todavía no hay datos oficiales del alza de la pobreza en el primer semestre, mediciones privadas calculan que llegará al 34%. Lo que implica que en tres años y medio más de 4 millones de argentinos cayeron en la pobreza.

Con más de un mes de demora, el jueves 23 se iba a reunir el Consejo del Salario, que fija el salario mínimo. Lo integran el Gobierno, las centrales sindicales y las cámaras empresariales. Sin embargo, el flamante ministro de Hacienda, Hernán Lacunza, decidió postergarlo hasta el 30 de agosto.

El sueldo mínimo no solo afecta a los trabajadores registrados fuera de convenio sino que es referencia para el sector informal e incide en el piso salarial docente y en los planes sociales.