La Defensoría propone demoler propiedades del Gobierno para ganar espacios verdes

La Defensoría del Pueblo de la Ciudad presentó en la Legislatura un proyecto de ley en el que se propone demoler propiedades del gobierno porteño ubicadas en esquinas a los efectos de sumar más espacios verdes urbanos.

Según la iniciativa, los inmuebles susceptibles de demolición serán aquellos que no estén afectados al “régimen de propiedad horizontal, que se encuentren construidos exclusivamente en planta baja y ubicados en una esquina” y que, por otra parte, no se encuentren afectados por algún régimen de utilidad pública.

La iniciativa, que lleva la firma del defensor del Pueblo porteño, Alejandro Amor, cita como argumento el “significativo déficit de espacios verdes” de la Ciudad de Buenos Aires que, según un informe de ONU Hábitat, ocupa el penúltimo lugar entre 10 ciudades relevadas. En ese sentido, la Ciudad cuenta con sólo 6,2 metros de espacio público verde y sólo supera a la capital peruana, Lima, que cuenta con algo más de dos metros verdes por habitante.

Para “la Organización Mundial de la Salud, debería haber entre 10 y 15 metros de espacio verde por persona” y Buenos Aires “alcanzó estos valores sumando todos los espacios con rincones verdes, incluidos parques, plazas, jardines y canteros, lo que muestra lo crítico de la situación”, señala el proyecto.