Línea C: el gobierno decidió suspender el servicio para evitar el acampe de las organizaciones sociales en la 9 de Julio

La Policía de la Ciudad prohibió el funcionamiento de la Línea C del subterráneo como parte de un operativo que realiza para impedir las protestas de organizaciones sociales que buscan respuestas ante la crisis socio-económica.

De acuerdo al secretario gremial de los metrodelegados, Roberto Pianelli, las fuerzas de seguridad se presentaron en la terminal de Constitución con la orden de impedir el avance de los trenes. “Llegó la Policía y guardaron los subtes en las cocheras y suspendieron el servicio hasta nuevo aviso. No pasó nunca”, manifestó Pianelli en radio ElDestape.

“En el propio Ministerio hay un ejército de Policias, carros hidrantes y vehículos represivos que ya interrumpe parte del tránsito sobre la 9 de julio y también esta cerrado el tránsito en San juan y Entre Ríos con el mismo objetivo de armar un cerco represivo contra los manifestantes», advirtieron desde las organizaciones sociales.

Acampe y manifestación

Grupos sociales anunciaron un acampe por 48 horas, a partir de las 15, frente al Ministerio de Desarrollo Social, en la avenida 9 de Julio. La intención era aguardar en el lugar hasta que los reciba la ministra de Desarrollo Social, Carolina Stanley. A través de un comunicado, el Polo Obrero denunció «el gobierno prepara un operativo represivo para responder a los reclamos sociales«.

Además del acampe anunciado, se realiza una movilización a Plaza de Mayo donde Barrios de Pie y el FOL, entre otras organizaciones, planean instalar ollas populares en reclamo de la emergencia alimentaria y una recomposición salarial para los trabajadores de cooperativas.

Paro de Subte

Ayer por la tarde la Asociación Gremial de Trabajadores del Subte y Premetro (Agtsyp) decidió un nuevo paro general en las seis líneas del servicio y el Premetro para el jueves entre las 5.30 y las 10.30, en demanda de la incorporación de personal en las nuevas estaciones de la línea E.

Cabe destacar que el viernes pasado, los metrodelegados adoptaron la misma medida: el paro de servicio ocurrió durante el mediodía. El secretario general de la Asociación Gremial de Trabajadores del Subte y Premetro (Agtsyp), Roberto Pianelli, indicó que solicitaron “mayor cantidad de personal” y el funcionamiento de más trenes en la línea E donde, según dijo, “de 23 coches, funcionan sólo 11”.