Autorizan a la policía a pedir el DNI en los trenes

El Ministerio de Seguridad lanzó un programa que habilita a policías, gendarmes y prefectos a exigir el documento de identidad a cualquier persona que viaje en trenes. El documento indica que el objetivo es “la prevención de delitos en el sistema de transporte” aunque resulta contradictorio: la verificación de identidad solo constata la existencia o vigencia de medidas restrictivas. Las pruebas comenzarán en las estaciones de Retiro y Lacroze.

El programa se informó a través de la publicación Boletín Oficial y lleva el nombre “Ofensores en Trenes”. Los agentes quedan habilitados a solicitar a cualquier persona “la presentación del Documento Nacional de Identidad”. La entrega “será obligatoria en todas las circunstancias”, según establece el texto difundido por el Ministerio de Seguridad.

En ningún apartado del texto se explica cuáles son los criterios utilizados para seleccionar a los pasajeros que deberán verificar su identidad.

El plan fue presentado por los ministros de Seguridad, Patricia Bullrich; y Transporte, Guillermo Dietrich. Ambos funcionarios estaban acompañados por el titular de Trenes Argentinos, Marcelo Orfila, y el jefe de la Policía Federal, Néstor Roncaglia.

“El compromiso del Estado Nacional con la seguridad pública genera la necesidad de actualización permanente en la elaboración de políticas públicas que apunten a la prevención, en especial en el sistema de transporte público de trenes de pasajeros, con el propósito de evitar los comportamientos delictivos que se suscitan a diario”, señala la resolución 845/2019 en uno de los considerandos.

Un antecedente: las pistolas Taser

El 7 de mayo pasado, el ministerio de Seguridad reglamentó el uso de las pistolas taser en las fuerzas de seguridad federales. En un principio las armas no letales que realizan una descarga eléctrica iban a ser utilizadas en aeropuertos y en los trenes.

De manera inmediata, el Gobierno porteño anunció que los agentes que custodien los subtes también dispondrán de armas eléctricas no letales.

Horacio Rodríguez Larreta justificó el uso de las Taser en el subte por que “ahí tenemos 1.300.000 pasajeros todos los días, así que necesitamos usar armas no letales para reducir a los delincuentes que también estén con armas no letales, como un cuchillo, por ejemplo”. 

“Siguiendo el lineamiento del Gobierno nacional, la mejor utilización (de las pistolas Taser) es en lugares cerrados. El ámbito cerrado más grande, por donde más gente circula es el subte”, dijo Rodríguez Larreta.