Constitución: violento desalojo a 30 familias que viven en un hotel

Gases lacrimógenos, chorros de agua y una feroz represión a 30 familias. Ese es el saldo del accionar de la Policía de la Ciudad en el hotel de la calle Solis 2152, donde hace 20 años viven decenas de porteños que el Gobierno de la Ciudad intenta desalojar. Los efectivos arribaron esta mañana, luego de que vecinos y organizaciones habían logrado la suspensión del desalojo, tan solo 24 horas antes.

“Nos engañaron. Están reprimiendo a chicos y madres”, dijo Gisela a Diario Z, una de las vecinas que defienden a las familias que la policía intenta desalojar.

Fuente: Revista Cítrica

Tan solo 24 horas atrás el Juzgado Civil Nº 62, a cargo del juez Juan Perozzielo Vizier, había frenado la orden de desalojo. Hoy, la historia fue distinta: El freno de ayer fue un engaño, una mentira a la gente; la Justicia le mintió deliberadamente a la gente”, agregó Gisela.

«Gasearon y reprimieron a niños, vecinos y hasta al Defensor del Pueblo, Alejandro Amor», dijo Daniel Catalano, de ATE Capital.

La resistencia de los vecinos

El testimonio de las familias

Los vecinos indican que en este lugar funcionó durante mucho tiempo un hotel sin habilitación. “Había un encargado que le pagaba un alquiler a la propietaria y después sub-alquilaba las habitaciones. Este hombre se fue, dejando a las familias con el juicio de desalojo”, explicaron los vecinos en un comunicado.

“Nosotros queremos pagar, ya sea un alquiler acá o una cuota de un préstamo, no queremos que se nos regale nada”, sostuvo Claudia Molina.

La presentación de la Defensoría del Pueblo

Bárbara Bonelli, Defensora del Pueblo Adjunta, señaló en el lugar que “venimos acompañando a los vecinos en estas situaciones de desalojo”.

“Lo que le propusimos al juez es nuestra mediación en una mesa de diálogo donde participen todas las partes, entre ellas los organismos de la Ciudad, en pos de lograr una solución habitacional para estas personas”, agregó Bonelli.