Pese a sus recientes inauguraciones el Polo Educativo Mugica y la escuela Yrurtia quedaron bajo agua

La comunidad del Polo Educativo Mugica, en la Villa 31, realizó, esta mañana, una radio abierta y una clase pública como actividades previas al encuentro que mantendrán con autoridades del Ministerio de Educación porteño, a las que le reclamarán “condiciones dignas y de seguridad para enseñar y aprender”. Entre los problemas de infraestructura se registran las filtraciones de agua, la caída de cielo raso, incendios y el alambrado de la calle que impide la llegada de ambulancias. La escuela Yrurtia, ahora denominada Polo de las Artes, también quedó bajo agua.

Cabe destacar que la presentación del Polo Educativo había sido a toda orquesta: en mayo, el Gobierno de la Ciudad inauguró el Polo Educativo Mugica, en la ex villa 31, al asegurar que se había construido “la escuela más grande” de toda Capital. Ambas escuelas fueron catalogadas, por el Ejecutivo porteño, como parte de las 54 “escuelas nuevas” de la gestión de Rodríguez Larreta.

Los problemas edilicios del Mugica

“El viernes nos informaron que autoridades del Ministerio ofrecieron una reunión para este martes, con funcionarios y representantes del sector de infraestructura,  para dialogar con la comunidad. Docentes, familias y alumnos veremos qué nos proponen y después resolveremos en asamblea”, contó Walter Larrea, docente y delegado de la Unión de Trabajadores de la Educación (UTE) dentro del Polo Educativo.

El conjunto edilicio alberga el jardín de infantes Banderita, al que concurren alrededor de 400 chicos; la escuela primaria Nº 25 Bandera Argentina, con 600 alumnos, y la escuela de educación Media N° 6 Padre Mugica, que tiene 500 estudiantes.

La semana pasada alumnos y docentes del Polo Educativo Mugica -en la ex villa 31- no pudieron asistir a clases normalmente: un aula de cuarto grado se prendió fuego por una falla eléctrica. Se le sumaba a la inundación. El primer día de octubre la estructura de la escuela no resistió la lluvia. Patio, aulas y parte de la dirección quedaron pasados por agua.

“Si a este hecho le sumamos los contantes reclamos de la comunidad educativa del Polo para que se retire el enrejado del establecimiento judicial de la puerta del Jardín de infantes o la inundación que sufrió la escuela primaria después de la última tormenta, está claro que para Rodríguez Larreta la integridad física de docentes y alumnos del Polo Mugica no tiene importancia”, expresó a Diario Z, Eduardo López, de la Unión de Trabajadores de la Educación (UTE).

Pero no son los únicos problemas edilicio del Polo Educativo. Tal como contó este diario, en junio un pedazo de cielo raso se desplomó en una de las aulas del secundario. “Ocurrió en la escuela que siempre nombra el gobierno como modelo de gestión. Pero lo que no cuentan es que, para las vacaciones de invierno, no quisieron abrir el comedor para que los chicos puedan comer”, agregó López.

La nueva sede del Yrurtia, bajo agua

El viernes pasado, durante el fuerte temporal que azotó a la Ciudad, el Polo de las Artes quedó bajo agua. Este establecimiento educativo es la flamante sede del Yruitia: pese a su reciente inauguración, la estructura no soportó el agua.

“Hace menos de un año que está inagurada; no entiendo cómo son aprobadas este tipo de obras”, expusieron desde la Mesa de Urbanización de la Villa 20.

“El edificio tiene tres pisos y se llovió con todo en el primero, claramente son caños rotos. Las paredes son de yeso y ahora están todas mojadas, lo que significa un riego”, agregó Sandra Sandrini, referente de UTE en la Comuna 10.