Obesidad: quieren prohibir la venta de bebidas con azúcar en las escuelas

En la última década, la cantidad de personas con exceso de peso ha ido aumentando afirma en el Día Mundial contra la Obesidad un informe del Instituto de Efectividad Clínica y Sanitaria (IECS), una escuela de salud pública que depende de la Facultad de Medicina (UBA).

El estudio señala que el 35 % de los menores de 5 años toma 1,5 vasos en promedio por día de bebidas azucaradas y que los adultos uno.

“Está instalada la idea de que los jugos de frutas que se venden en cajita son saludables, pero aportan tanto o más contenido de azúcar que las gaseosas regulares», advirtió la médica cardióloga Andrea Alcaraz, investigadora del IECS.

Para desalentar el consumo de gaseosas, jugos o aguas saborizadas, el IECS propuso incorporar los valores nutricionales en el frente y no al costado o al dorso de los envases. Y propone que todos los alimentos tengan la misma nomenclatura.

En las propuestas, también figura la suba de impuestos “que producirá un aumento (en el precio) en las bebidas azucaradas” para lograr bajar el consumo “tal como se ha demostrado con el tabaco”.

Otra de las medidas consiste en “prohibir las ventas de bebidas azucaradas en los kioscos de las escuelas y sus alrededores”, ya que en nuestro país el 80 % de los establecimientos “tiene al menos un kiosco, el 81% de éstos vende bebidas azucaradas y el 59% exhibe publicidades” de estos productos.

La cuarta propuesta plantea la “prohibición de la publicidad, promoción y patrocinio debido a que existe una asociación probada entre la exposición a publicidad de alimentos no saludables con la mala alimentación y la obesidad”.