Faltan vacantes en las escuelas públicas, ahora también en primaria y en barrios como Almagro y Caballito, donde antes no ocurría

Por Franco Spinetta. Especial para Diario Z

Miles de familias no podrán inscribir, una vez más, a sus hijos en las escuelas públicas de la Ciudad de Buenos Aires. Si bien aún no hay cifras oficiales, los datos recolectados por sindicatos y colectivos de madres y padres hacen prever un empeoramiento de la situación, a pesar de que el gobierno porteño insiste en que “las vacantes están garantizadas”, tal como expresó el jefe de Gabinete, Felipe Miguel, este martes en la Legislatura.

La notificación con el mensaje “lista de espera” comenzó a llegar masivamente a las casillas de correo asignadas en el sistema. Los mensajes de queja se multiplicaron en los grupos de Facebook que congregan a familiares desesperados ante la -ya clásica- angustia de fin de año, de no saber si el año que viene sus hijos contarán con una silla en un aula pública.

El jueves a las 13 familias y docentes se juntan en el Ministerio de Educación, Paseo Colón 255, para reclamar un lugar en la escuela para sus hijos y el incremento del presupuesto.

La docente Patricia Pines, integrante y referente del colectivo Vacantes para Tod@s en las escuelas públicas, augura que el número fino estará por encima de las casi 12 mil vacantes que el propio gobierno reconoció el año pasado.

“Estamos recibiendo muchísimos reclamos con problemas para inscribir a niños de cuatro a seis años, también en primaria, y en barrios que no eran habituales, como Almagro y Caballito. Siempre fue difícil, desde que lo reconoció el ex ministro de Educación Esteban Bullrich, inscribir a niños de 45 días a tres años, y el déficit ahí es cada vez mayor, pero esta falta que estamos registrando ahora es una novedad”, indicó a Diario Z Pines, quien adelantó que mañana a las 13 horas un grupo de padres y madres se dirigirán al ministerio que encabeza Soledad Acuña para exigir una respuesta y el incremento de la partida presupuestaria destinada a la construcción de escuelas.

Al mismo tiempo, la Unión de Trabajadores de la Educación (UTE) aseguró que el gobierno porteño nuevamente “no garantizó vacantes suficientes para 2020 a los miles de menores cuyas familias procuran inscribirlos en la escuela pública”. “Los datos sobre asignación de vacantes indican que este año se profundizará el problema en la ciudad como consecuencia de la reducción de la inversión en educación y la caída en términos reales del presupuesto del área”, señalaron en un comunicado.

En UTE creen que el empeoramiento de las condiciones económicas está provocando, en ciertos sectores, un retorno a la escuela pública, generando una presión sobre la matrícula. “Los costos de las instituciones privadas son impagables, por lo que el aumento de la demanda de vacantes provocará que cada vez más niños estén en lista de espera”, puntualizaron.

CPI: la precarización de la primera infancia

En tanto, Pines volvió a cargar contra los Centros de Primera Infancia (CPI), de los cuales hay más de 70 en la Ciudad -y se proyectan construir más-, y a los que el gobierno insiste en ofrecer como alternativa a los problemas para acceder a los jardines públicos. Uno de los reclamos de la comunidad educativa está centrado en lograr que los CPI pasen finalmente a la órbita de Educación y dejen de pertenecer a Desarrollo Humano y Hábitat. “Es una política de precarización de la primera infancia”, señaló Pines.

“No rige el Estatuto Docente, no se accede a los cargos por concurso, no se sabe qué formación tienen los que trabajan ahí… no es un lugar propicio para la formación inicial”, insistió. Para Pines, el gobierno juega con la “desesperación” y la “vulnerabilidad” de muchas familias que deben decidir qué hacer con sus hijos ya que deben planificar su año laboral con anticipación.

Por último, la UTE exigió al gobierno porteño “el respeto del artículo 24 de la Constitución de la ciudad” y que garantice “el acceso a la educación estatal a las familias que la elijan”, por lo que reclamó “el aumento del presupuesto y de la inversión”.