Multitudinaria marcha de la salud: unánime repudio a la represión a los residentes

Hoy a las 9, numerosas organizaciones de la salud, sindicales, estudiantiles y de derechos humanos se concentran en Corrientes y Callao, convocadas por la Asamblea de Concurrentes y Residentes de la Ciudad contra » la aprobación antidemocrática» de la Ley de Residencias y la represión en la Legislatura.

Atónitas por la brutal represión ejercida por el gobierno de Horacio Rodríguez Larreta contra 1.500 residentes de hospitales públicos que se manifestaban contra una ley que desconoce el carácter laboral de su actividad, aumenta a 64 las horas de trabajo semanales y pone en cuestión el salario, numerosas organizaciones vinculadas a la salud se pronunciaron en defensa de los profesionales reprimidos.

Una primera asamblea de residentes había votado ayer, después de la represión, un paro por tiempo indefinido. Horas después, la Asociación de Médicos Municipales convocó a un paro general de actividades este viernes «con la sola excepción de las guardias». También ATE Capital convocó a un paro de 24 horas de los trabajadores de la salud e informó que impulsará «todas las medidas que impidan la implementación de la ley y hacemos responsable al gobierno porteño por su violento accionar». El Sutecba, a la vez, expresó «su solidaridad con los trabajadores residentes y concurrentes» y dejó claro su repudio «a la actitud de las fuerzas de seguridad».

También el Consejo Directivo de la Facultad de Ciencias Médicas tomó la palabra en un comunicado tajante en el que subraya que los residentes están «organizados legítimamente», que no fueron consultados «en absoluto por quienes pretenden modificar las condiciones laborales y de formación académica de los residentes». Que es una prioridad para el sistema de salud y la sociedad «que cese la situación de abuso laboral y explotación a la que están sometidos los residentes y concurrentes de CABA». Que en el proyecto «no se reconoce a los residentes y concurrentes como TRABAJADORES Y TRABAJADORAS en formación de postgrado en servicio. Que el planteo de un régimen de 64 hs semanales máximo cristaliza un régimen laboral de explotación con jornadas extenuantes, que excede cualquier convenio colectivo de trabajo. Que el proyecto de ley deja de establecer el salario por el coeficiente vinculado al cargo profesional de planta, desprotegiendo aún más las condiciones salariales de los residentes. Que las modificaciones que se implementaron en el proyecto presentado en la legislatura no solucionan la situación de precariedad laboral y explotación a las que están sometidos los residentes y concurrentes , sino que las empeoran«.

A partir de todas estas consideraciones, el Consejo Directivo solicitó a la Legislatura que se postergue el tratamiento de la ley y que la Asamblea de residentes participe en la discusión de la misma. En el mismo sentido se pronunciaron la Asociación de Pediatría, Enfermería Laboral, ATE Capital, entre otros.