El Riachuelo volvería a ser navegable pero los vecinos recuerdan: «Hay siete metros de lodo contaminado»

El Riachuelo podría volver a ser navegable tras una resolución del Consejo Directivo de la ACUMAR, el organismo a cargo de su saneamiento, pero que necesita el visto bueno de la Justicia Federal. La prohibición de navegarlo se había instaurado en 2011, entre otros factores, para favorecer las tareas de limpieza de márgenes y remover obstáculos en el curso del agua. Se trata del tramo entre Barraca Peña y Vuelta de Rocha, en La Boca.

“Los Consejeros unánimemente acuerdan iniciar los trámites necesarios a fin de elevar a consideración del juzgado el levantamiento de la restricción de la navegabilidad del Riachuelo con fines recreativos, culturales y ambientales entre Barraca Peña y su desembocadura”, se puede leer en el escrito del Consejo Directivo de ACUMAR.

La resolución de la Autoridad Cuenca Matanza Riachuelo (ACUMAR), fue a raíz de una solicitud de los representantes de la Ciudad ante el ente tripartito conformado, además, por la Nación y la provincia de Buenos Aires. Así, en su resolución del pasado 22 de noviembre el Consejo Directivo de ACUMAR solicitó al Juzgado Federal de Morón el levantamiento de la restricción.

Según Alfredo Alberti, presidente de la Asociación de Vecinos La Boca (AVLB) “lo que se pretende realmente es que vuelva la navegación comercial. Quieren volver a usar el río para seguir sacándole provecho y no les importa en absoluto la salud de los chicos, la gente”. Y continúa: “Martín Renom -miembro del Consejo Directivo de la ACUMAR por la Provincia- y sus amigos hace mucho pujan para que vuelva la navegación comercial (chatarras areneras). Esta irresponsable manera de hacer punta para favorecer a sus amigos es coherente con el accionar de los dirigentes del sector, donde la salud se declama. ¡Pero lo que siempre privó e importó en el Riachuelo, máxime en su cuenca baja, fueron los negociados!”, exclamó Alberti.

Los representantes de la Ciudad en el organismo, Antonio Demarco y Luciana Setti, fueron los directivos quienes hicieron la presentación basándose en estudios de la Universidad de Buenos Aires. Por su parte Demarco declaró que pedían el levantamiento de la prohibición porque “ya no tiene sentido en ese tramo y porque lo piden los vecinos y las ONGs de la Ciudad de Buenos Aires”. También hizo hincapié en los trabajos realizados en estos últimos años, concretamente en “la limpieza de las márgenes; la limpieza de Vuelta de Rocha; las relocalizaciones de familias que vivían miserablemente casi sobre el agua; las acciones concretas en materia de salud y educación; el control de efluentes industriales; y en la construcción del Sistema Riachuelo para terminar con los volcados de cloacales al curso de agua”.

Luciana Setti, titular de la UPE CUMAR, indicó a Diario Z que el uso recreativo que se le pretende dar incluye la navegación a motor. “Hemos modelizado la navegación a motor y bajo determinadas características no resultaría contaminante”. Indicó que no está previsto hacer un uso comercial, sino más bien “educativo”, que incluye concientizar sobre el medio ambiente. En cuanto al fin cultural de la medida explicó que “la margen del Riachuelo tiene una característica arquitectónica que no se puede apreciar desde tierra”, y descartó nuevamente la idea que existan planes para desarrollar una actividad comercial o turística.

Setti también descartó la necesidad de realizar algún tipo de trabajo de dragado. De hecho la idea es que la navegabilidad se adapte a las condiciones actuales “tal como está”. Finalmente la funcionaria aclaró que el contacto directo con el agua no está permitido “de ninguna manera”. Solamente estaría permitido el “contacto indirecto”, siempre y cuando lo autorice la Justicia.

“¡Recreativo, cultural y ambiental…! Sobre una masa líquida que no es agua, pues carece de oxígeno. Es una cloaca; más los venenosos volcados industriales, complicado con el aire que lo circunda”, refutó Alberti. “Hay siete metros de lodo contaminado. No hay profundidad para nada. Es todo a contramano de la realidad. Sobre todo en la cuenca baja, la historia es hacer negociados. Por eso el Riachuelo llegó a estar así de contaminado, con todo ese desastre ecológico que es hoy”.

Preguntado sobre si van a presentar algún recurso ante las autoridades judiciales, Alberti indicó que están dentro de un cuerpo colegiado, por lo que “vamos a contestar como cuerpo colegiado cuando nos lo solicite el juez. El juez es el que debe decidir por orden de la Corte Suprema de Justicia de la Nación, que delegó el caso. Es él el que tiene que tomar la última determinación. El juez Rodríguez está muy al tanto de todo esto. Es una situación indignante”, concluyó el vecino.