El sindicato de escuelas privadas repudia despidos sin causa para evitar el pago de vacaciones

La seccional porteña del Sindicato Argentino de Docentes Privados (Sadop) emitió un comunicado repudiando “los despidos sin causa producidos en las escuelas de gestión privada [aquellas que reciben un subsidio del Gobierno de la Ciudad] para evitar el pago de las vacaciones”. Así mismo rechazan el argumento empresario de “reestructuración”, que calificaron de “realmente falaz”.

“Una vez más, como todos los años, los empleadores despidieron sin causa a trabajadores para evitar el pago de las vacaciones, con el argumento de producir reestructuraciones falaces. Ello interrumpió procesos pedagógicos en un momento sensible”, indicó el gremio.

Javier Mauad, secretario de Comunicación y Prensa de la filial, señaló, además, que ello es ”una práctica habitual y desleal, que implica dejar en la calle a trabajadores de la educación bajo el paraguas financiero de los recursos estatales”.

El dirigente aseguró que “son instituciones educativas subvencionadas, por lo que el aporte estatal no es para pagar indemnizaciones sino para promover el acceso educativo”. En la Ciudad de Buenos Aires, alrededor de la mitad de los alumnos del nivel secundario asisten a la escuela pública y alrededor del 40% van a la escuela privada con subvención total o parcial. Estas escuelas gozan de exención impositiva, al menos en IVA y Ganancias, ya que las escuelas son consideradas entidades sin fines de lucro. También están exentas de pagar contribuciones patronales.

“Los docentes de las escuelas de gestión privada no gozan aún de estabilidad laboral absoluta y están a merced del arbitrio del patrón de turno. Un ejemplo contundente de la maniobra ocurrió el 6 de diciembre, cuando los empleadores de la ORT cesantearon a diez docentes de la sede de Yatay. El Sadop repudia los despidos”, concluyó el gremio.